Anuncio
Share

Líderes intentan frenar bloqueo de la UE en una cumbre

Los líderes de la Unión Europea se reunieron el viernes en un castillo medieval en Eslovaquia con la esperanza de encontrar una propuesta de frente común para el bloque tras la anticipada marcha de Gran Bretaña y ante los grandes desacuerdos en aspectos que van desde la migración descontrolada a la economía.

Los líderes de la Unión Europea se reunieron el viernes en un castillo medieval en Eslovaquia con la esperanza de encontrar una propuesta de frente común para el bloque tras la anticipada marcha de Gran Bretaña y ante los grandes desacuerdos en aspectos que van desde la migración descontrolada a la economía.

(Ronald Zak / AP)

Los líderes de la Unión Europea se reunieron el viernes en un castillo medieval en Eslovaquia con la esperanza de encontrar una propuesta de frente común para el bloque tras la anticipada marcha de Gran Bretaña y ante los grandes desacuerdos en aspectos que van desde la migración descontrolada a la economía.

Los 27 líderes comunitarios, a excepción de la primera ministra británica Theresa May, esperan que de la reunión de un día en la capital eslovaca salgan las líneas generales de la nueva “hoja de ruta de Bratislava”, que debería desembocar, la próxima primavera, en una UE renovada tras el sorpresivo resultado del referéndum sobre el Brexit del pasado junio.

El primer ministro de Eslovaquia y coanfitrión de la reunión, Robert Fico, dijo que “todos queremos mostrar unidad y todos queremos mostrar que esto es un proyecto único y que tenemos que continuarlo”.

Francia y Alemania han tirado de la UE desde su creación hace más de medio siglo y cooperan intensamente para que el bloque recupere el rumbo antes de la cumbre de Roma del próximo marzo, donde se conmemorará el 60 aniversario de la firma del tratado fundacional del organismo supranacional.

Pero ante las amplias divisiones entre las 27 naciones que conforman el bloque, incluso tras la anunciada salida británica, la canciller de Alemania, Angela Merkel, reconoció que queda una vasta tarea por delante. “Estamos en una situación crítica”, manifestó.

“Espero que Bratislava destaque por el hecho de que queremos trabajar juntos y que queremos que se solucionen los problemas que tenemos en Europa”, agregó.

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, señaló que la “hoja de ruta de Bratislava” consta de tres sencillos temas para ayudar a recuperar la confianza de los ciudadanos en el proyecto europeo.

“Protección, es decir, seguridad; la preparación para el futuro, que significa ser capaz de ser una gran potencia a nivel global en términos de economía y creación de empleo; y por último, dar esperanza a los jóvenes”, señaló.

La crisis migratoria sido uno de los principales motivos de división en el bloque. Los países del este — Hungría, Eslovaquia, Republica Checa, entre otros — se han opuesto abiertamente a la soluciones propuestas desde la sede de la UE en Bruselas y llegaron contradecir los deseos de sus vecinos.

Los problemas tienen también un gran peso en la situación que vive la Unión Europea. La pertenencia de Grecia a la moneda única, el euro, ha sido cuestionada y generó un importante conflicto entre los países partidarios de la austeridad, con Alemania al frente, y otros con gobiernos de corte socialista.


Anuncio