Anuncio
Share

La ONU pide a miembros del Consejo de Seguridad que limiten derecho de veto

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, solicitó hoy al Consejo de Seguridad de la ONU una resolución para limitar el uso del veto en casos en que se sospeche que se están cometiendo crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad o genocidio.

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, solicitó hoy al Consejo de Seguridad de la ONU una resolución para limitar el uso del veto en casos en que se sospeche que se están cometiendo crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad o genocidio.

(Jason DeCrow / AP)

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, solicitó hoy al Consejo de Seguridad de la ONU una resolución para limitar el uso del veto en casos en que se sospeche que se están cometiendo crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad o genocidio.

Zeid ha reaccionado así tras la campaña de intensos bombardeos y ataques indiscriminados de Alepo oriental que lleva a cabo desde hace más de diez días el régimen sirio apoyado por el Ejército ruso.

“Desde que se lanzó la nueva ofensiva gubernamental y sus aliados contra los barrios de Alepo oriental controlados por los rebeldes, imágenes de sufrimiento y muerte han llenado nuestra pantallas. Ante esta horrorosa avalancha de violencia y destrucción, se deben dar pasos extraordinarios”, indicó Zeid, citado por su portavoz, Rupert Colville.

Según los datos aportados hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el del 23 de septiembre al 2 de octubre 342 personas han muerto, 106 de ellos niños; y 1.129 han resultado heridos, 261 de ellos menores de edad.

“Pero sabemos que esta cifra es baja y que la real es mucho mayor, dado que sólo conocemos las víctimas registradas por los centros sanitarios”, puntualizó su portavoz, Fadéla Chaib.

Zeid recordó que todos los barrios de Alepo oriental han sido bombardeados, y que se han usado bombas incendiarias, que bajo la ley humanitaria internacional están explícitamente prohibidas en zonas pobladas por civiles.

“Creo que ha llegado el momento de un liderazgo fuerte y de acciones audaces. El Consejo de Seguridad debería adoptar criterios para restringir el uso del veto por parte de los miembros permanentes cuando se sospecha que se están cometiendo crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad o genocidio”, solicitó.

La imposibilidad del veto permitiría que el caso de estos crímenes se transfiriera a la Corte Penal Internacional (CPI) para que los investigara y, eventualmente, juzgara a los responsables.

“Esa transferencia estaría más que justificada dada la injustificada y sorprendente impunidad que caracteriza el conflicto, y la magnitud de los crímenes que se han cometido, algunos de los cuales pueden constituir crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad”, afirmó Zeid.

Consultado Colville sobre si no es un poco irreal que la iniciativa se apruebe, dado que los cinco miembros permanentes -China, Francia, Estados Unidos, Reino Unido, y Rusia- pueden vetar precisamente cualquier resolución, respondió que no, y recordó que París propuso algo similar y que contó con el apoyo de Gran Bretaña.

“Es realista y debería ser realista. No pedimos acabar con el veto, sino dar un pequeño paso y limitarlo en casos muy concretos”, especificó el portavoz.

“No hay otro caso más claro de que esto debe ocurrir que el de Alepo”, agregó Colville.


Anuncio