Anuncio

Israel condena por homicidio a Elor Azaria, el soldado que mató a un palestino que apuñaló a otro militar

En un veredicto sin precedentes, un tribunal militar de Israel acaba de condenar al sargento Elor Azaria por haber rematado de un tiro en la cabeza a un asaltante palestino que había apuñalado a otro militar y que yacía en el suelo malherido.

En un veredicto sin precedentes, un tribunal militar de Israel acaba de condenar al sargento Elor Azaria por haber rematado de un tiro en la cabeza a un asaltante palestino que había apuñalado a otro militar y que yacía en el suelo malherido.

(BBC)

En un veredicto sin precedentes, un tribunal militar de Israel acaba de condenar al sargento Elor Azaria por haber rematado de un tiro en la cabeza a un asaltante palestino que había apuñalado a otro militar y que yacía en el suelo malherido.

Lo ha hallado culpable de homicidio involuntario.

El incidente tuvo lugar en marzo del año pasado frente a un puesto de control del ejército en el asentamiento judío de Tel Rumeida, en el centro histórico de Hebrón, Cisjordania.

Y se volvió viral después de que lo grabara en video un activista palestino de la ONG israelí B’Tselem y lo difundiera en las redes sociales.

Las imágenes mostraban cómo Azaria, de 20 años y quien había alcanzado el grado de sargento durante el servicio militar, disparaba en la cabeza al palestino Abdelfatá al Sharif, de 21 años.

Poco antes Al Sharif había atacado junto con otro joven de Hebrón a un soldado israelí que sufrió heridas leves en el pecho. Y ambos agresores habían sido abatidos por las fuerzas de seguridad.

Azaria, un sanitario integrado en una unidad de combate, llegó al lugar más tarde, junto con los refuerzos. Y disparó a Al Sharif, quien se encontraba vivo a pesar de las graves heridas.

El sargento declaró ante el tribunal que creía que el palestino podía activar un cinturón explosivo, pero los fiscales argumentaron que el motivo por el que le disparó en la cabeza fue venganza, ya que el atacante ya no suponía una amenaza, y que se trató de una “ejecución extrajudicial”.

El caso ha dividido a la opinión pública de Israel.

Y es que, algunos insistían que Azaria debía ser condenado por violar el código de conducta del ejército, mientras que otros aseguraban que su acción estaba justificada.

De acuerdo a las organizaciones palestinas e israelíes de derechos humanos, el caso pone en evidencia el uso excesivo de la fuerza que hace el ejército israelí para frenar posibles ataques, aunque hay quien sigue describiendo al soldado como un “héroe”.


Anuncio