Anuncio
Share

Habana Vieja, nueva joya en emporio económico militar cubano

En el peor momento de la crisis tras la caída de la Unión Soviética un historiador poco conocido entonces comenzó a rescatar el casco histórico de la capital cubana, puliendo fachadas coloniales, sustituyendo ventanas rotas, puertas demolidas y eliminando los salideros de aguas residuales.

En el peor momento de la crisis tras la caída de la Unión Soviética un historiador poco conocido entonces comenzó a rescatar el casco histórico de la capital cubana, puliendo fachadas coloniales, sustituyendo ventanas rotas, puertas demolidas y eliminando los salideros de aguas residuales.

(Ramon Espinosa / AP)

En el peor momento de la crisis tras la caída de la Unión Soviética un historiador poco conocido entonces comenzó a rescatar el casco histórico de la capital cubana, puliendo fachadas coloniales, sustituyendo ventanas rotas, puertas demolidas y eliminando los salideros de aguas residuales.

Un cuarto de siglo después, el trabajo realizado por Eusebio Leal convirtió a La Habana Vieja en un paso obligado para los viajeros a Cuba, desde Barack Obama y Madonna hasta los más anónimos turistas; y la Oficina que él dirige se transformó en ente con autonomía presupuestaria --una rareza en el marco de un Estado fuertemente centralizado como el cubano-- e ingresos millonarios provenientes de centenares de negocios que le permitieron alimentar la restauración.

Por estos días, sin embargo, sorpresivamente el sistema empresarial montado por Leal quedó bajo el mando de administradores militares.

La absorción por parte del Grupo de Administración Empresarial (GAESA) perteneciente a las Fuerzas Armadas de las empresas de la Oficina del Historiador de la Ciudad, la dependencia de Leal, incorporó una nueva perla a un collar de adquisiciones que los militares enhebraron en los últimos años y que los llevó a convertirse en una de las instituciones más poderosas de la economía cubana.

“Mirando hacia el futuro, La Habana Vieja... posee un gran potencial de expansión y ganancias”, comentó a la AP el experto Richard Feinberg, un ex funcionario estadounidense de la administración de Bill Clinton, profesor de política internacional en la Universidad de California en San Diego y autor del libro “Open for Business: The New Cuban Economy”.

El creciente poderío económico de los militares se produce en el marco de la apertura iniciada por el presidente Raúl Castro a la iniciativa privada y el deshielo entre la isla y Estados Unidos a partir de 2014, que atrajo a cientos de miles de turistas y mucha atención empresarial sobre Cuba.


Anuncio