Anuncio
Share

Gobierno de Chile descarta cierre de cárcel para exagentes de Pinochet

El Gobierno de Chile descartó hoy que durante el actual mandato de la presidenta Michelle Bachelet se lleve a cabo el cierre de la prisión Punta Peuco, donde cumplen condena exagentes de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El Gobierno de Chile descartó hoy que durante el actual mandato de la presidenta Michelle Bachelet se lleve a cabo el cierre de la prisión Punta Peuco, donde cumplen condena exagentes de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

(EFE)

El Gobierno de Chile descartó hoy que durante el actual mandato de la presidenta Michelle Bachelet se lleve a cabo el cierre de la prisión Punta Peuco, donde cumplen condena exagentes de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“Sé que este tema es relevante para muchos de nosotros, pero hay que optar si queremos una gratuidad en educación, si queremos mejorar las pensiones (...) Todas esas cosas hay que financiarlas”, afirmó el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy en declaraciones a Tele13.

De esa forma, el secretario de Estado respondió a los dichos de la presidenta del Partido Socialista, Isabel Allende, hija mayor del expresidente Salvador Allende (1970-1973), quien aseguró que esperaba el cierre de la cárcel en el actual Gobierno.

Punta Peuco es el único recinto presidiario que acoge exclusivamente a violadores de los derechos humanos condenados por crímenes cometidos durante la dictadura de Pinochet.

La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecido (AFDD), marchó el pasado viernes para pedir el cierre de la prisión ya que, según la organización, los reos tienen privilegios y mejores condiciones de vida que el resto de la población penal del país.

El subsecretario del Interior señaló que el traslado de los condenados supone la habilitación de un recinto.

“Implica gastos que hoy no pueden realizarse (...) Mientras la situación financiera (del país) sea la que es, va a haber que esperar”, indicó la autoridad para llevar a cabo el cierre de la prisión.

“Las decisiones políticas en todos los gobiernos, más allá de la decisión de la presidenta Michelle Bachelet, tienen una variable objetiva que es la financiera”, afirmó Aleuy.

Sin embargo, el ministro del Interior, Mario Fernández, dijo a los periodistas que es un tema que sigue en estudio. “No hay nada que descartar”, aseveró.

El presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade, señaló que en su opinión no es un problema de dinero. “Mi impresión es que no tiene que ver con recursos, sino que tiene que ver también con no hacer un lío con las Fuerzas Armadas, para ser sincero”.

“Me da la impresión de que no tiene mucho sentido insistir, porque si el subsecretario lo señaló es porque hay una decisión del Gobierno en esa dirección. Sin perjuicio de lo cual yo mantengo mi opinión que creo que es perfectamente posible trasladar a las personas que ahí están”, recalcó Andrade.

Por su parte, el presidente del Partido por la Democracia (PPD), Gonzalo Navarrete, dijo que hay que reconocer en la disminución de los privilegios “pero que exista un lugar de detención específico para algún tipo de personas en Chile es un tema que debe terminar”.

En tanto, Isabel Allende, afirmó que el subsecretario Aleuy “quiso dar un portazo o más bien intentó dar un portazo. Yo creo que de todas maneras nos haría bien como Gobierno si se lograra antes de que termine el Gobierno”, apostilló.

En la misma línea, el titular del Partido Comunista, Guillermo Teillier, señaló que “yo espero que no sea un portazo, sino que efectivamente se abran las posibilidades. Puede que no sea este año, pero todavía queda tiempo suficiente de Gobierno. Yo por lo menos si voy a insistir”, añadió.

El expresidente Sebastián Piñera (2010-2014) cerró en 2013 el Penal Cordillera, un recinto en el que estaba recluido un pequeño grupo de represores de la dictadura chilena y que contaba con todo tipo de comodidades y privilegios.

Entre los reclusos de ese penal, se encontraba el jefe de la temible DINA (Dirección de Inteligencia Nacional), cuerpo represor de Pinochet, Manuel Contreras, condenado a casi 400 años de prisión y quien murió en agosto de 2015.


Anuncio