Anuncio
Share

Fidel Castro, Juan Gabriel, David Bowie: ¿es cierto que han muerto más famosos en 2016 que en otros años?

Juan Gabriel, David Bowie, Umberto Eco, Prince, Leonard Cohen, Mohamed Alí… para sus admiradores, 2016 ha sido muy triste.

Juan Gabriel, David Bowie, Umberto Eco, Prince, Leonard Cohen, Mohamed Alí… para sus admiradores, 2016 ha sido muy triste.

(BBC)

Juan Gabriel, David Bowie, Umberto Eco, Prince, Leonard Cohen, Mohamed Alí… para sus admiradores, 2016 ha sido muy triste.

¿Pero de verdad ha muerto más gente conocida que otros años?

El pasado mes de abril, el editor de obituarios de la BBC Nick Serpell se propuso comprobar si la cifra de celebridades y otras personas notables que habían muerto a inicios del año era tan inusual como parecía.

Para ello, Serpell comparó el número de obituarios preparados con anterioridad que se habían transmitido o publicado por la BBC entre los meses de y marzo en los años 2012 a 2016.

Y descubrió que sí, en 2016 hubo un gran aumento.

En comparación con 2015, la BBC había publicado obituarios del doble personas célebres en los primeros meses de este año. Con respecto a 2012, la cifra se multiplicó por cinco.


Ha de tenerse en cuenta que esta manera de medir las muertes de personas internacionalmente conocidas puede considerarse un poco fría y distante.

También es necesario apuntar que la BBC no publica un obituario por cada celebridad que muere y Serpell solo comparó el número de obituarios que habían sido preparados con anterioridad.

¿Y el resto del año?

No obstante, siguiendo esa misma lógica, cabe preguntarse (ahora que el año está a punto de terminar): ¿fue el resto del año tan fatal para los famosos?

Serpell asegura que no.

Basado en su particular sistema de medición, aclara que “los últimos seis meses de 2016 han sido ampliamente similares a la segunda mitad de los años anteriores”.

“O sea, no vimos que se mantuviera ese aumento desproporcionado durante los doce meses”.
En comparación con 2015, la BBC publicó un 30% más de obituarios a lo largo de este año. La mitad de esas muertes ocurrió en los primeros cuatro meses del año, subraya Serpell.

“Después, el resto de 2016 volvió a presentar una cifra que consideramos normal para los estándares de los últimos cuatro o cinco años”.

En conclusión, 2016 vio morir al mayor número de personas célebres en los últimos tiempos pero el acentuado aumento de principios de año fue lo que lo hizo tan inusual.

En el caso de la BBC, aclara Serpell, tal aumento no está relacionado con ningún cambio en la línea editorial de la organización respecto de las personalidades sobre las cuales se redacta un obituario.

Para él, este incremento no es particularmente sorprendente.

En estos momentos estamos a medio siglo del momento en que florecieron la televisión y la cultura pop. Tanto una como la otra ampliaron marcadamente, en la década de los sesenta, el conjunto de figuras públicas de renombre internacional.

Al parecer, a partir de ahora, habrá que empezar a acostumbrarse a leer obituarios de personas célebres.


Anuncio