Anuncio
Share

Comienza la salida de combatientes de dos zonas de la periferia de Damasco

La salida de combatientes opositores de las localidades de Al Hameh y Qudsaya, a unos 20 kilómetros al noroeste de Damasco, comenzó hoy gracias a un acuerdo entre las autoridades gubernamentales y las facciones rebeldes locales.

La salida de combatientes opositores de las localidades de Al Hameh y Qudsaya, a unos 20 kilómetros al noroeste de Damasco, comenzó hoy gracias a un acuerdo entre las autoridades gubernamentales y las facciones rebeldes locales.

(Uncredited / AP)

La salida de combatientes opositores de las localidades de Al Hameh y Qudsaya, a unos 20 kilómetros al noroeste de Damasco, comenzó hoy gracias a un acuerdo entre las autoridades gubernamentales y las facciones rebeldes locales.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, varios autobuses con los milicianos y sus familias partieron hoy de Al Hameh y Qudsaya en dirección a la provincia septentrional de Idleb, tomada casi totalmente por grupos insurgentes e islámicos.

El proceso de evacuación de los combatientes de esas dos áreas todavía está abierto, añadió la ONG.

La salida de los miembros de grupos opositores de Al Hameh y Qudsaya se produce gracias a un acuerdo entre las autoridades sirias y los insurgentes para pacificar estos lugares, destacó la fuente.

El pacto contempla la marcha de 150 combatientes más sus familiares hacia el norte de Siria, la entrega de armas ligeras y medianas por los milicianos, y la regularización de la situación legal de más de 300 hombres armados.

Las autoridades gubernamentales, por su parte, asumirán el control de ambas poblaciones tan pronto como el proceso concluya.

En una entrevista anoche a la televisión siria, publicada hoy por la agencia de noticias oficial SANA, el ministro de Estado para los Asuntos de la Reconciliación Nacional, Ali Haidar, subrayó que el objetivo del acuerdo es que se restablezcan las instituciones púbicas en Qudsaya y Al Hameh.

Haidar elevó la cifra de combatientes que abandonarán esas zonas a 600, mientras que el resto de milicianos que permanezcan allí regularizarán su situación legal.


Anuncio