Anuncio
Share

China espera que EEUU vea “espíritu antichino” de los planes del dalái lama

China dijo hoy que espera que otros países, en alusión a EE.UU., puedan ver el "espíritu antichino" de los planes del dalái lama y "gestionar de forma adecuada" su respuesta, después de que el líder espiritual se ofreciera hoy en Mongolia a reunirse con el presidente electo estadounidense, Donald Trump.

China dijo hoy que espera que otros países, en alusión a EE.UU., puedan ver el “espíritu antichino” de los planes del dalái lama y “gestionar de forma adecuada” su respuesta, después de que el líder espiritual se ofreciera hoy en Mongolia a reunirse con el presidente electo estadounidense, Donald Trump.

(Ganbat Namjilsangarav / AP)

China dijo hoy que espera que otros países, en alusión a EE.UU., puedan ver el “espíritu antichino” de los planes del dalái lama y “gestionar de forma adecuada” su respuesta, después de que el líder espiritual se ofreciera hoy en Mongolia a reunirse con el presidente electo estadounidense, Donald Trump.

“El dalái lama se presenta como un líder religioso, pero en vez de quedarse en un templo, viaja alrededor del mundo reuniéndose con líderes extranjeros e intentando minar las relaciones entre China y otros países”, remarcó hoy un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, en una rueda de prensa en Pekín.

Geng respondía así a la pregunta de un periodista sobre cómo ve China que el dalái lama dijera hoy en Ulán Bator, la capital de Mongolia, donde realizó una visita de varios días, que estaba dispuesto a visitar a Trump en Estados Unidos.

Como era de esperar, este comentario del dalái lama, cuya visita a Mongolia ya despertó el enfado de la vecina China, no agradó a Pekín, y el portavoz ministerial le acusó de “escudarse en la religión para emprender actividades antichinas en el extranjero”.

“Esperamos que los países involucrados puedan ver la naturaleza antichina de estas acciones y gestionar de forma adecuada el asunto”, remachó.

Por otro lado, Gent enfatizó que la visita a Mongolia, país de profunda tradición budista, “ha menoscabado la base política de las relaciones entre ambos países, y ha tenido un impacto negativo en nuestras relaciones bilaterales”.

Según algunos medios mongoles, Pekín habría cancelado varios diálogos y encuentros con el Gobierno de Mongolia en los próximos meses, en respuesta a la visita del dalái lama, exiliado en Dharamsala (India) desde 1959 y a quien China acusa de instar a la separación de la región autónoma del Tíbet.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Mongolia aseguró en un comunicado divulgado la pasada semana por la agencia de noticias del país, Montsame, que el Gobierno no había tenido nada que ver con la visita, gestionada por asociaciones budistas.

Pese a ello, Pekín podría tomar medidas contra Ulán Bator, que busca obtener un importante paquete financiero de China para salir de la recesión económica.

En 2006, tras una visita del dalái lama, China canceló temporalmente los vuelos entre ambas capitales.

En 2002, las medidas fueron más drásticas y, después de un viaje del líder budista, China cerró durante un periodo la frontera entre ambos países.


Anuncio