Anuncio
Share

China advierte a países tras la decisión sobre el Mar del Sur

Fotografía muestra a la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen (izq), mientras habla con los marines en la cubierta de la fragata francesa Kang Ding, en la base naval Tzoying de Kaohsiung, al sur de Taiwán. La ceremonia se celebró previamente a la marcha del barco hacia el mar de China Meridional para una misión. Taiwán envió hoy una fragata a la disputada isla Taiping del archipiélago Spratly, para mostrar su rechazo a la sentencia del Tribunal Permanente de Arbitraje de La Haya, que este martes negó a la isla su derecho a 200 millas de zona económica exclusiva y proteger a sus pescadores. Tsai Ing-wen, subrayó hoy la determinación de su gobierno en la defensa de la soberanía sobre Taiping y otras islas del mar de China Meridional, pero abogó por buscar una solución negociada a las disputas que mantienen varios países por controlarlas. EFE/Taiwan Military News Agency

Fotografía muestra a la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen (izq), mientras habla con los marines en la cubierta de la fragata francesa Kang Ding, en la base naval Tzoying de Kaohsiung, al sur de Taiwán. La ceremonia se celebró previamente a la marcha del barco hacia el mar de China Meridional para una misión. Taiwán envió hoy una fragata a la disputada isla Taiping del archipiélago Spratly, para mostrar su rechazo a la sentencia del Tribunal Permanente de Arbitraje de La Haya, que este martes negó a la isla su derecho a 200 millas de zona económica exclusiva y proteger a sus pescadores. Tsai Ing-wen, subrayó hoy la determinación de su gobierno en la defensa de la soberanía sobre Taiping y otras islas del mar de China Meridional, pero abogó por buscar una solución negociada a las disputas que mantienen varios países por controlarlas. EFE/Taiwan Military News Agency

China le advirtió a otras naciones no amenazar su seguridad en el Mar del Sur de China, luego que un tribunal internacional determinó que sus reclamos territoriales contra Filipinas carecían de fundamento.

El viceministro de Relaciones Exteriores Liu Zhenmin advirtió que China podría establecer una zona de defensa aérea sobre esas aguas si percibe una amenaza, una medida que agravaría fuertemente las tensiones. Sin embargo Beijing también envió un mensaje conciliatorio a Filipinas, asegurándole que se beneficiaría si coopera más con China.

Filipinas, basándose en un tratado de la ONU sobre ley marítima internacional, solicitó un arbitraje en el 2013 en torno a diversas disputas que mantiene con China. En la decisión emitida el martes, el tribunal determinó que los amplios reclamos chinos en el Mar del Sur de la China carecían de fundamento legal, y que China había violado los derechos marítimos de las Filipinas al construir islas artificiales y perturbando la pesca y la exploración petrolera.

Al introducir un documento como respuesta a la decisión del tribunal, Liu dijo que las islas del Mar del Sur de China son “territorio intrínseco” de China, y acusó a las Filipinas de causar problemas en la región.

“Si nuestra seguridad resulta amenazada, por supuesto tenemos el derecho de demarcar una zona. Ello dependerá de nuestra evaluación de la situación”, expresó Liu en conferencia de prensa.

Agregó: “Esperamos que otros países no tomen esta oportunidad para amenazar a China, y que más bien cooperen con China para proteger la paz y la estabilidad del Mar del Sur de China, en vez de permitir que se convierta en causa de guerra”.

En el 2013, China estableció una zona de defensa aérea sobre islas disputadas en el Mar del Este de China, exigiéndole a toda nave aérea que entre a la zona que se identifique ante las autoridades chinas, o de lo contrario serían sometidas a “medidas militares de emergencia”. Tanto Estados Unidos como muchos otros países se han negado a reconocer esa zona.


Anuncio