Anuncio
Share

Aviones rusos despegan de Irán para atacar a EI en Siria

Imagen sin fecha publicada por un sitio web extremista el 14 de enero de 2014, que supuestamente muestra combatientes del grupo Estado Islámico mientras recorren las calles de Raqa, Siria. Un análisis realizado por The Associated Press a miles de documentos filtrados del Estado Islámico revela que la mayoría de sus reclutas apenas poseen conocimientos elementales del islam. Esta conclusión es importante para prevenir la radicalización y ataques futuros. (Fotografía de un sitio miliciano vía AP, Archivo)

Aviones de guerra rusos despegaron desde una base en Irán para atacar a combatientes del grupo extremista Estado Islámico y otros insurgentes en Siria, dijo el Ministerio de Defensa de Rusia, en un importante avance en la guerra civil que asola el país desde hace seis años.

Rusia no había empleado nunca antes instalaciones en otro país del Oriente Próximo para sus operaciones en Siria, donde mantiene una campaña aérea en apoyo del gobierno del presidente Bashar Assad desde hace casi un año. El anuncio sugiere la existencia de una cooperación de alto nivel entre Moscú y Teherán, dos aliados clave del cuestionado mandatario.

La ofensiva se produjo un día después de que el ministro ruso de Defensa, Sergei Shoigu, dijese que Moscú y Washington están más cerca de llegar a un acuerdo sobre Siria que podría ayudar a desbloquear la situación en la sitiada ciudad de Alepo, en el norte del país.

"(El acuerdo) nos permitirá encontrar un terreno común y empezar a luchar juntos para llevar la paz a ese territorio”, dijo Shoigu agregando que la delegación rusa está “en una fase muy activa de las conversaciones con nuestros colegas estadounidenses”.

Un funcionario estadounidense explicó sin embargo que las discusiones con los representantes rusos siguen en marcha y que el pacto no está cerca. El responsable habló bajo condición de anonimato por lo delicado del diálogo.

Rusia y Estados Unidos dialogan desde hace tiempo para buscar una mayor coordinación en sus operaciones contra extremistas en Siria, pero no están de acuerdo sobre los grupos que deberían atacar.

Moscú criticó lo que describe como reticencias de Estados Unidos a convencer a los grupos de la oposición siria a los que apoya para que se retiren de zonas controladas por la rama de Al Qaeda en Siria.

Imagen sin fecha publicada por un sitio web extremista el 14 de enero de 2014 que supuestamente muestra combatientes del grupo Estado Islámico mientras marchan por las calles de Raqa, Siria. (Fotografía de un sitio miliciano vía AP, Archivo)

Imagen sin fecha publicada por un sitio web extremista el 14 de enero de 2014 que supuestamente muestra combatientes del grupo Estado Islámico mientras marchan por las calles de Raqa, Siria. (Fotografía de un sitio miliciano vía AP, Archivo)

Dos bombarderos Su-34 y Tu-22M3 despegaron a primera hora del martes de Irán para atacar a insurgentes de Estado Islámico y el Frente Nusra en Alepo, además de en Deir el-Zor e Idlib y destruyeron cinco grandes depósitos de municiones, campos de entrenamiento y tres puestos de mando, explicó el Ministerio de Defensa en un comunicado.

El Frente Nusra es la filial siria de Al Qaeda, aunque el grupo anunció recientemente que ahora se llama Fath al-Sham y que rompió sus lazos con la red terrorista global en un aparente intento para evitar los ataques aéreos de Rusia y la coalición liderada por Estados Unidos. Moscú y Washington calificaron el cambio de nombre de tapadera.

El Ministerio de Defensa ruso distribuyó un video en el que aparece un bombardero de largo alcance Tu-22M3 de su aviación arrojando bombas en ataques contra “objetos terroristas en Siria”.

Rusia e Irán ampliaron sus relaciones en los últimos meses tras el levantamiento de la mayoría de las sanciones internacionales que pesaban sobre la República Islámica.


Anuncio