Anuncio
Share

Aparente derrota del presidente Evo Morales, de Bolivia, en el referendo

El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla en una rueda de prensa hoy, lunes 22 de febrero de 2016, en La Paz, donde abogó por esperar con "serenidad" los resultados definitivos del referendo sobre su reelección celebrado ayer domingo, en el que los primeros sondeos y el escrutinio oficial al 72 % dan la victoria.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla en una rueda de prensa hoy, lunes 22 de febrero de 2016, en La Paz, donde abogó por esperar con “serenidad” los resultados definitivos del referendo sobre su reelección celebrado ayer domingo, en el que los primeros sondeos y el escrutinio oficial al 72 % dan la victoria.

(EFE)

Estados Unidos felicitó hoy al pueblo boliviano por su participación en un referéndum “pacífico”, pero evitó comentar sobre el resultado al asegurar que espera los datos oficiales completos del Tribunal Supremo Electoral.

“Estados Unidos felicita al pueblo de Bolivia por su participación en un voto pacífico en el referéndum”, dijo a Efe un portavoz del Departamento de Estado, que pidió el anonimato.

“Junto a Bolivia y la comunidad internacional, esperamos los resultados oficiales del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia”, agregó la fuente.

Con el 80 % escrutado, el 54,3 % de bolivianos votó en contra de reformar la Constitución para permitir una nueva candidatura del presidente Evo Morales en 2019, según el escrutinio oficial del Tribunal Supremo Electoral.


Los sondeos por recuento rápido difundidos el domingo al término del referendo constitucional también daban la victoria al No con un porcentaje del 51 % al 52,3 % frente un 47,7 y un 49 % del Sí.

No obstante, el presidente Morales pidió hoy esperar “con serenidad” los datos oficiales y reiteró que respetará el resultado porque “esa es la democracia”.

Más de 6,5 millones de bolivianos estaban llamados a votar el domingo en el referendo, en el que se consultó sobre una reforma constitucional para ampliar de dos a tres los mandatos presidenciales consecutivos permitidos, lo que posibilitaría que Morales pudiera volver a ser candidato en 2019.

Aunque la Constitución permite solo dos mandatos consecutivos, Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera, pudieron presentarse a los comicios de 2014 gracias a un fallo del Tribunal Constitucional que avaló que su primer mandato (20062010) no cuenta porque el país fue refundado como Estado Plurinacional en 2009.

Las relaciones entre EEUU y Bolivia se han deteriorado bajo el mandato de Morales, que en 2008 expulsó de su país al embajador estadounidense Philip Goldberg y a la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA), con el argumento de que conspiraban en su contra.

En noviembre de 2011, Estados Unidos y Bolivia firmaron un acuerdo marco que establecía las bases para reanudar los contactos y desde entonces ha habido varias reuniones de trabajo para mejorar las relaciones, pero ningún avance claro hacia el restablecimiento de embajadores.


Anuncio