Anuncio
Share
Internacional

Trump sube temperatura con China e Irán antes de partir hacia cumbre del G20

Trump dice que líderes Irán son “egoístas y estúpidos” si no logran acuerdo

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, asiste a la Conferencia Camino a la Mayoría de la Coalición Fe y Libertad en Washington, Estados Unidos, este miércoles. EFE/POOL

EFE

El presidente, Donald Trump, elevó hoy la temperatura con China e Irán, al amenazar con más aranceles a Pekín y tachar a los líderes iraníes de “egoístas y estúpidos”, si no se alcanzan acuerdos con ambos países.

El mandatario hizo esas declaraciones antes de partir hoy hacia Japón para participar en la cumbre del G20 de Osaka, donde tiene previsto reunirse el sábado con su homólogo chino, Xi Jinping, en uno de los acontecimientos más esperados del encuentro de los líderes de los países desarrollados y emergentes.

Lejos de intentar rebajar la tensión para crear un ambiente más amistoso con Xi, Trump volvió a utilizar la amenaza de nuevos aranceles.

“Impondría más aranceles muy sustanciales si no alcanzamos un acuerdo”, aseguró Trump en una entrevista con la cadena de televisión Fox Business.

Anuncio

La reunión en el país nipón será el primer cara a cara entre ambos gobernantes desde el pasado mes de diciembre, cuando Trump y Xi declararon una tregua temporal de la guerra comercial en el marco del G20 celebrado en Buenos Aires.

La pausa en la pugna comercial entre los dos gigantes económicos se vio alterada en mayo cuando Trump incrementó del 10 al 25 % los aranceles para las importaciones de más de 5.000 productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares.

El mandatario argumentó en la misma entrevista que las empresas están saliendo de China “para no pagar los gravámenes” que él ha impuesto en los últimos meses, y que algunas de ellas están regresando al país por su estrategia comercial.

“Mientras los aranceles continúen en China, estamos recibiendo miles y miles de millones de dólares. Nunca en el pasado ganamos ni 10 centavos y ahora tenemos otros 325.000 millones de dólares a los que aún no he aplicado gravámenes”, sentenció.

Anuncio

Pese a sus amenazas, Trump se mostró optimista respecto a un “posible” pacto con China, aunque aseveró que la necesidad de Pekín de llegar a un acuerdo con el país es mayor que la de Washington con el gigante asiático.

Por otro lado, respecto a Irán, Trump consideró hoy que los dirigentes de la República Islámica serían “egoístas y estúpidos” si no alcanzan próximamente un pacto con el país, que ha propuesto negociar directamente con Teherán.

“No estoy seguro de que sus líderes se preocupen por su gente. Si lo hacen, firmarán un acuerdo. Si no, es que son egoístas y estúpidos”, dijo Trump en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca antes de partir hacia la cumbre del G20 en Japón.

El mandatario señaló que Irán atraviesa actualmente “dificultades económicas”, que pueden ser resueltas “rápido o en diez años”, dependiendo de la intención del líder supremo de Irán, Ali Jameneí, y del Gobierno iraní.

El enfrentamiento con Teherán se ha recrudecido después de que Trump advirtiera este martes a Irán de que el país responderá con “una fuerza grande y abrumadora” cualquier ataque contra objetivos estadounidenses, poco después de que su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, tendiera la mano para dialogar.

Asimismo, el presidente impuso este lunes sanciones a Jameneí, así como a su oficina y a ocho comandantes de la Guardia Revolucionaria persa, bloqueando “cualquier propiedad e intereses” que puedan tener bajo jurisdicción nacional.

Tras evaluar las últimas maniobras de Washington, Jameneí calificó hoy de “engaño” la propuesta de negociaciones planteada por Washington y subrayó que su país no dará pasos atrás, en una primera reacción después de que Washington anunciara las sanciones.

La tensión con Irán será uno de los principales temas en la agenda del G20, donde se espera que China, Rusia y los países europeos intenten apaciguar la situación.

Anuncio

No obstante, el país y Arabia Saudí, gran rival regional de Teherán, continuarán con su postura favorable a la mano dura contra Irán y sus dirigentes.


Anuncio