Anuncio
Share
Internacional

Macron y Rohaní se erigen en contrapunto a Trump e irritan a Estados Unidos

Macron y Rohaní se erigen en contrapunto a Trump e irritan a Estados Unidos

Fotografía de una pantalla donde se ve el presidente de EE.UU., Donald Trump, durante una trasmisión en vivo mientras interviene durante el Debate General de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) hoy, martes 25 de septiembre de 2018, en la sede del organismo, en Nueva York (Estados Unidos). EFE

EFE

El mandatario francés, Emmanuel Macron, con su defensa del multilateralismo, y el líder iraní, Hasán Rohaní, que acusó a EE.UU. de querer “instituciones internacionales ineficaces”, pusieron hoy el contrapunto al “patriotismo” del presidente Donald Trump, lo que irritó a Washington.

En la sesión de apertura de debates en la 73 Asamblea General de la ONU, Macron hizo un encendido discurso, en el que se desmarcó claramente del unilateralismo de Trump e instó a los Estados presentes a “no firmar más acuerdos comerciales con los países que no respeten el acuerdo de París” sobre el cambio climático.

Preguntado posteriormente en rueda de prensa sobre si esa postura quiere decir que no firmará pactos con EE.UU., Macron dijo que está dispuesto a seguir trabajando con Washington en cuestiones comerciales puntuales, como las conversaciones en el plano industrial que se están llevando a cabo o a llegar a acuerdos sobre tarifas.

Pero puntualizó: “Quiere decir que no habrá grandes acuerdos que sean posibles si no son conformes con el Acuerdo de París y nuestros propios objetivos”.

Anuncio

El discurso fue interpretado en medios estadounidenses como una reprimenda a las políticas de Trump y como un nuevo intento del mandatario francés por ocupar espacio en el liderazgo global que habitualmente ostenta el presidente de Estados Unidos.

Macron llego a pedir una reforma del G-7 que incluya de alguna manera a África en la “prioridad” de la lucha contra las desigualdades y atajar los problemas desde sus “causas” y origen.

El gobernante francés se desmarcó punto por punto de Trump y de aquellos que “blanden la soberanía como una forma de atacar a los demás”, por su abandono del pacto contra el cambio climático de París, su rechazo al pacto por la migración, su postura ante la paz en Oriente Medio y también por apartarse del acuerdo nuclear con Irán.

Precisamente, el gobernante de Irán, Hasán Rohaní, acusó a Trump de hacer esfuerzos para que “todas las instituciones internacionales sean ineficaces” y dijo ante la Asamblea que hay líderes en el mundo con “tendencias xenofóbicas similares a la corriente nazi”.

Anuncio

Rohaní respondió así en la Asamblea General de la ONU a las declaraciones llevadas a cabo hoy en la misma plataforma por Trump, que pidió al mundo aislar a Irán y prometió que impondrá más sanciones contra el país, a la vez que defendió su retirada del acuerdo nuclear con ese país.

Ante esta ‘pinza’ Macron-Rohaní, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, no tardó en responder y dijo que su Gobierno está “profundamente decepcionado” por el canal que la Unión Europea (UE) creará para facilitar los negocios con Teherán y evitar así las sanciones impuestas por Washington tras su salida del acuerdo nuclear.

“Desafortunadamente, la noche pasada, me sentí perturbado y profundamente decepcionado al escuchar que algunas de las partes del acuerdo (nuclear con Irán) están creando un sistema especial de pagos para saltarse las sanciones de Estados Unidos”, dijo Pompeo en un evento en Nueva York.

“Dando fondos al Gobierno, están solidificando a Irán como primer patrocinador del terrorismo, permitiendo al régimen iraní seguir exportando la revolución y haciendo a ese régimen incluso mucho más rico, mientras la gente sufre. Me imagino a los corruptos ayatolás riéndose esta mañana”, expresó.

En esta primera jornada de debates en la Asamblea intervinieron un buen número de líderes latinoamericanos, como los presidentes de Argentina, Paraguay, Brasil, Ecuador, México, Perú, Guatemala y la República Dominicana, en su gran mayoría favorables al multilateralismo, al desbloqueo comercial con Cuba, al pacto de la migración y a la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.

Algunos de ellos tuvieron palabras de reconocimiento para la ecuatoriana María Fernanda Espinosa, la primera mujer latinoamericana que ostenta la presidenta de la Asamblea General de la ONU, quien por su parte hizo un llamado a los líderes del mundo a “no desmayar en sus intentos por construir un orden mundial más pacifico, más seguro y más humano”.


Anuncio