Anuncio

Representante P.Rico advierte riesgos de legalizar máquinas juegos de azar

Los costos sociales potenciales asociados al juego pueden incluir incremento en las cifras de violencia doméstica, abuso infantil, divorcio, robos, suicidios, abuso de drogas, bancarrotas, ausentismo laboral, pérdida de productividad, malversación de fondos, fraudes financieros, incrementos en los costos al sistema judicial criminal, entre otros. EFE/Archivo

Los costos sociales potenciales asociados al juego pueden incluir incremento en las cifras de violencia doméstica, abuso infantil, divorcio, robos, suicidios, abuso de drogas, bancarrotas, ausentismo laboral, pérdida de productividad, malversación de fondos, fraudes financieros, incrementos en los costos al sistema judicial criminal, entre otros. EFE/Archivo

EFE

El presidente de la Comisión de Relaciones Federales, Internacionales y Estatus de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, José Aponte Hernández, advirtió que se debe revaluar cualquier posible enmienda al proyecto de Reforma Contributiva que contenga la autorización para que las máquinas ilegales en la calle paguen premios.

En conferencia de prensa celebrada hoy, el también expresidente de la Cámara Baja, recordó que existen estudios que establecen que los juegos de azar causan grandes daños sociales y así ha quedado demostrado, por lo cual una enmienda para legalizar esos juegos en la calle “es contraproducente a los mejores intereses del gobierno y el pueblo”.

“Durante las pasadas semanas se ha venido discutiendo públicamente la posibilidad de enmendar la propuesta Reforma Contributiva para incluir una cláusula que permita la operación de máquinas de juegos de azar, las famosas ‘maquinitas’. El argumento detrás de esa iniciativa es que la operación de las mismas generaría alrededor de cien millones de dólares en impuestos nuevos para el erario. Esa premisa es falsa”, dijo.

“Todo lo contrario, el uso de estas maquinitas sería nefasto para nuestra economía, destruyendo fuentes de empleo y recaudos, además de aumentar dramáticamente los costos en servicios de salud y seguridad para el pueblo”, explicó el líder estadista.

Según dijo Aponte Hernández, la adicción al juego o la ludopatía tiene costos económicos y sociales reales para las personas y las familias, así como para la sociedad.

Los costos sociales potenciales asociados al juego pueden incluir incremento en las cifras de violencia doméstica, abuso infantil, divorcio, robos, suicidios, abuso de drogas, bancarrotas, ausentismo laboral, pérdida de productividad, malversación de fondos, fraudes financieros, incrementos en los costos al sistema judicial criminal, entre otros.


Anuncio