Anuncio

HRW califica de “gran golpe” la decisión de Guatemala de no renovar la Cicig

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales. EFE/Archivo

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales. EFE/Archivo

EFE

La decisión del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, de no renovar el mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig), es “un gran golpe a los esfuerzos de combatir la corrupción, el abuso y la impunidad” en ese país, afirmó Human Rights Watch (HRW).

“Si alguien todavía tenía alguna duda de qué lado estaba Morales, hoy ha dejado claro como el agua de que está con las fuerzas de la corrupción y la impunidad”, dijo el director de HRW, Daniel Wilkinson en un comunicado.

Morales anunció hoy, rodeado de un grupo de militares, que no buscaría una extensión del contrato de la Cicig, cuyo mandato expira en septiembre del 2019, y afirmó que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, fue “notificado oficialmente” de la “no renovación” del mandato.

Dijo además que de “inmediato” se iniciarían las transferencias de competencias a las instituciones guatemaltecas y según Morales dicha decisión es “un paso hacia delante en el fortalecimiento de nuestras instituciones para garantizar la continuidad en la lucha contra la corrupción, la violencia y el delito”.

El mandatario guatemalteco agregó que, aunque ha actuado “siempre de buena fe”, no ha visto lo mismo por parte de la ONU.

Human Rights Watch recordó que la Cicig, que describió como uno de los mecanismos anticorrupción más efectivos de Latinoamérica, investiga alegaciones de que la campaña presidencial de Morales recibió fondos ilegales en 2015, lo que el jefe de Estado ha negado.

También participa junto a la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) de la acusación en 2016 de uno de sus hijos, José Manuel, y del hermano del presidente de facilitar facturas falsas que sirvieron para defraudar al registro de la propiedad en el 2013, dos años antes de que fuera presidente, por lo que deben enfrentar juicio.

“El presidente Morales ha estado trabajando por más de un año para protegerse a él y a su familia de la justicia”, sostuvo Wilkinson.

“Ahora está echando a la comisión de la ONU responsable de la investigación”, agregó el organismo.

Recordó además que Morales intentó, sin éxito porque se lo impidió la Corte Constitucional, expulsar del país en el 2017 al director de la Cicig, el abogado colombiano Iván Morales, luego de que anunciaran que le investigaban por alegada financiación ilegal de la campaña electoral.

Desde que la Cicig comenzó la investigación contra Morales por posibles actos de corrupción, el mandatario ha llevado a cabo una campaña implacable para subestimar el trabajo de esta comisión, afirmó además HRW en el comunicado.

También destacó que desde que la Comisión empezó sus operaciones en 2007, Guatemala ha vivido “un progreso sin precedentes” en la promoción de la justicia en casos de corrupción y abuso de poder.


Anuncio