Anuncio
Share

Opositor dice que, antes de elecciones, hay que sacar a Ortega del poder

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Archivo

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Archivo

EFE

El opositor nicaragüense Gustavo Tefel pidió hoy a la comunidad internacional una “condena directa” del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, por la represión de las protestas antigubernamentales y subrayó que la meta de la oposición es la salida del mandatario y su esposa Rosario Murillo.

El activista del Grupo de Apoyo a Nicaragua 19 de Abril, que llegó hace once días a Miami con su familia tras recibir “amenazas y agresiones físicas”, señaló hoy a Efe que, antes que elecciones, lo que se necesita es derrocar a los Ortega “para limpiar el Gobierno”.

“Debe ser un proceso en el que se cambien todos los poderes para poder tener unas elecciones justas, porque el Consejo Supremo Electoral está totalmente viciado, la Corte Suprema de Justicia totalmente controlada por ellos”, manifestó.

Tefel, miembro del Grupo de Apoyo a Nicaragua 19 de Abril, señaló la urgencia de derrocar a Ortega, quien lleva tres periodos consecutivos en el poder, y a la vicepresidenta Murillo, a quienes calificó como “los dueños de la economía”.

“Tenemos que cambiarlos, poner un gobierno provisional, hacer todos los ajustes, y luego sí tener elecciones”, detalló.

Precisó que la idea es conformar una “junta de gobierno de seis meses” con unos cinco representantes de los estudiantes, los campesinos, los empresarios y el sector agrícola, mientras se organizan los partidos políticos para convocar elecciones.

Tefel criticó además la condición de “imparcialidad” del Ejército ante “tanta injusticia y tanto asesinato” de civiles e instó a los mandos medios a “darle el golpe de Estado” al jefe del Ejército, Julio César Avilés, de quien dijo que “debe tener compromisos muy fuertes con Ortega”.

“Esa sería la solución más barata para Nicaragua, para que esto cambie de una vez, que los mandos medios del Ejército lo hagan, ya que el general Avilés no quiere cooperar, por obvias razones”, dijo.

“Un Ejército en una situación como la de Nicaragua no puede ser imparcial”, se lamentó.

El activista criticó el “fuerte matrimonio”, que según él mantuvo hasta hace un mes una elite empresarial con el Gobierno de Ortega hasta que se vieron obligados a pronunciarse ante las graves protestas.

En ese sentido los invitó a analizar los costos económicos que tendría un paro general o “seguir como estamos y tener otra Venezuela”.

“La gente quiere un paro general total e indefinido hasta que se vayan los Ortega”, precisó.

Tefel se ha reunido en Miami con grupos civiles de Florida, entre ellos el Instituto Interamericano para la Democracia (IDD), para denunciar la represión en su país y la existencia de por lo menos “400 presos políticos”.

Asimismo ha pedido a la comunidad internacional que condene sin ambages la represión que ha acabado con la vida de al menos 285 personas desde abril.

“No vemos un apoyo total y completo de la comunidad internacional, manifestaciones de gobiernos vecinos, solamente Costa Rica se ha manifestado”, expresó Tefel.

Lamentó que organizaciones como la OEA, la ONU o la Unión Europea no hayan “condenado directamente a Ortega” ni se hayan pronunciado sobre lo que definió como un “genocidio”.

“Eso nos preocupa mucho”, agregó.

Tefel además cuestionó que Ortega tiene el “control de todos los poderes del Estado”, incluida la Policía Nacional, y además cuenta con un “ejército irregular” (paramilitares) que tiene “armas, cuarteles, transporte, comunicaciones y capital de trabajo actuando totalmente fuera de la ley”.

Nicaragua atraviesa desde hace más de dos meses la crisis más sangrienta desde 1980, también con Ortega como presidente, que ha segado la vida de 285 personas, según cifras de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).


Anuncio