Anuncio

Las ciudades latinoamericanas son el motor económico y político de la región

El gobernador de la provincia argentina de Mendoza, Alfredo Cornejo (i), fue registrado este miércoles, durante la apertura del III Foro Iberoamericano de Alcaldes, en Mendoza (Argentina). EFE

El gobernador de la provincia argentina de Mendoza, Alfredo Cornejo (i), fue registrado este miércoles, durante la apertura del III Foro Iberoamericano de Alcaldes, en Mendoza (Argentina). EFE

EFE

El III Foro Iberoamericano de Alcaldes, que se celebró hoy en Mendoza (Argentina) con más de 80 alcaldes llegados de América Latina y España, confirmó que el futuro de la región, tanto política como económicamente, está en las manos de las ciudades.

Los alcaldes se reunieron en el III Foro Iberoamericano de Alcaldes en el marco de la asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que se inicia mañana, jueves, en Mendoza.

El foro destacó que el proceso de concentración urbana que se vive en todo el mundo, y que es especialmente acusado en América Latina, otorga a las ciudades de la región un papel crítico para el desarrollo político, social y económico de sus naciones.

“En nuestra región, las ciudades intermedias siguen creciendo poblacional y económicamente muy por encima de los promedios de los países”, declaró el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, en la apertura del foro.

“Ya en el año 2030, existirán seis megaciudades en nuestra región que tendrán poblaciones que sumadas superarán los 100 millones de habitantes. Este escenario de intensa urbanización posiciona a los alcaldes en un papel fundamental dentro de la gobernanza y trae importantes desafíos”, añadió Moreno.

Moreno aprovechó la conversación que mantuvo sobre el escenario del foro con el jefe del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, para confirmar que el BID construirá su mayor sede fuera de Washington (EE.UU.) en la Villa 31, una de las barriadas más pobres de la capital argentina.

Tanto Moreno como Rodríguez Larreta coincidieron que la situación de Villa 31, un conglomerado informal donde viven en condiciones de extrema pobreza más de 40.000 personas pegadas a dos de los barrios más opulentos de Buenos Aires, es un símbolo de muchos de los males que aquejan a América Latina.

Rodríguez Larreta dijo que en los 100 metros que separan Villa 31 de Recoleta y Puerto Madero existe “un muro peor que el que quiere construir (el presidente estadounidense) Trump con México” en alusión a las vías ferroviarias que cierran el paso, y aislan, a los habitantes de la barriada.

Para Moreno, Villa 31 es un ejemplo de la “fractura social” que afecta a América Latina y explicó que para la región es crítico “resolver la fractura social”.

En el foro también participó el reputado arquitecto chileno Alejandro Aravena, receptor del prestigioso Premio Prizket en 2016, que planteó la necesidad de llegar a un nuevo diálogo entre Gobiernos, industrias productivas y la sociedad civil para hacer mejores las ciudades.

En la misma línea intervino el urbanista estadounidense, afincado en Canadá, Richard Florida, una de las voces más influyentes a nivel mundial en el terreno del desarrollo social y económico de las ciudades.

Florida destacó que la humanidad vive la transformación más trascendental e importante de toda su historia al dejar atrás la revolución industrial y adentrarse desde hace tres décadas en la revolución de la economía del conocimiento.

“Y fuimos capaz de superar esa transformación. Esta vez a pesar de todas las tensiones que están apareciendo, si comparamos hoy en día con la Gran Depresión, con las Guerras Mundiales, tenemos una oportunidad de manejarlo mucho mejor”, dijo.

“Tenemos que inclinar el fiel de la balanza de la construcción de nación a la construcción de ciudades” dijo Florida y poniendo como ejemplo Estados Unidos, abogó por dejar de pensar en la construcción de naciones de la forma tradicional para reconocer su papel como motor fundamental del nuevo mundo.

"¿Quién en su sano juicio puede concentrar tanto poder a una persona, el presidente? Con los pasados 44 presidentes que parecían relativamente funcionales no pasó nada. ¿Quién pondría toda la economía en las manos de una persona, en un país de 350 millones de personas?”, se preguntó Florida.

“Tenemos las herramientas para tomar poder de los niveles federales y provinciales. Somos económicamente más efectivos y gobernamos mejor cuando el poder va al nivel más bajo posible”, concluyó Florida.

El foro también sirvió para que ciudades españolas como Logroño, Sevilla o Cáceres expusiesen sus experiencias de rehabilitación y renovación urbana y sus éxitos para aprovechar la historia y la cultura para su desarrollo económico.


Anuncio