Anuncio

Ejército de EEUU satisfecho con la campaña contra fuentes de ingreso talibán

El general de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos Lance Bunch, responsable de Futuras Operaciones de las fuerzas de la coalición internacional en Afganistán, se mostró hoy satisfecho de los resultados de la campaña militar que tiene por objetivo acabar con las fuentes de ingresos de los talibanes. EFE/ARCHIVO

El general de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos Lance Bunch, responsable de Futuras Operaciones de las fuerzas de la coalición internacional en Afganistán, se mostró hoy satisfecho de los resultados de la campaña militar que tiene por objetivo acabar con las fuentes de ingresos de los talibanes. EFE/ARCHIVO

El general de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos Lance Bunch, responsable de Futuras Operaciones de las fuerzas de la coalición internacional en Afganistán, se mostró hoy satisfecho de los resultados de la campaña militar que tiene por objetivo acabar con las fuentes de ingresos de los talibanes.

Esta forma de afrontar el conflicto en el país se enmarca en la nueva estrategia anunciada por el presidente, Donald Trump, el pasado mes de agosto, que tenía por objetivo dotar de una mayor autonomía de acción a las tropas estadounidenses y deteriorar las fuentes de financiación de los insurgentes.

“En estos momentos estamos atacando a las fuentes de ingresos de los talibán, para evitar que puedan sumar nuevos combatientes y adquirir armas”, explicó el general Bunch en una teleconferencia desde Kabul que pudo ser seguida hoy desde el Pentágono.

En las tres últimas semanas, explicó el militar, las fuerzas afganas en colaboración con las tropas de la coalición internacional liderada por Estados Unidos han conseguido destruir 23 laboratorios para el procesamiento de droga, principalmente heroína.

Estos ataques habrían supuesto la destrucción de droga por valor de 80 millones de dólares “de los bolsillos de los narcotraficantes”, lo que habría supuesto pérdidas de en torno a los 16 millones de dólares en los ingresos de sus socios talibanes.

Según cálculos del Pentágono, ese movimiento islamista afgano tiene un presupuesto anual de entre 300 y 500 millones de dólares.

Bunch quiso destacar el papel de las Fuerzas Armadas afganas, que en los últimos tiempos han cosechado “grandes éxitos en el campo de batalla” a pesar de contar con el menor nivel de apoyo por parte de las tropas de la coalición en los 16 años de conflicto.

En Afganistán, las Fuerzas Armadas de EEUU lideran una coalición internacional formada por más de 60 países, que opera en el marco de la misión “Inherent Resolve” y que cuenta con la aprobación de la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas 2170/2014.


Anuncio