Anuncio

La ONU ve esperanzas en Siria, pero dice situación humanitaria apenas mejora

Naciones Unidas dijo hoy ver "razones para la esperanza" en Siria, aunque avisó de que la situación humanitaria en el país sigue siendo catastrófica y apenas ha mejorado pese al alto el fuego en vigor. EFE/ARCHIVO

Naciones Unidas dijo hoy ver “razones para la esperanza” en Siria, aunque avisó de que la situación humanitaria en el país sigue siendo catastrófica y apenas ha mejorado pese al alto el fuego en vigor. EFE/ARCHIVO

Naciones Unidas dijo hoy ver “razones para la esperanza” en Siria, aunque avisó de que la situación humanitaria en el país sigue siendo catastrófica y apenas ha mejorado pese al alto el fuego en vigor.

El jefe humanitario de la organización, Stephen O’Brien, destacó en una comparecencia ante el Consejo de Seguridad que el cese de hostilidades se está manteniendo pese a algunas violaciones y ha supuesto un alivio para mucha gente.

Además, se mostró esperanzado por las negociaciones de paz celebradas en Astaná y por el mecanismo impulsado por Irán, Rusia y Turquía para supervisar el alto el fuego.

“Hay algunas razones para la esperanza que están emergiendo”, aseguró O’Brien, que recordó pese a todo que en el pasado no ha habido manera de transformar esa esperanza en acciones humanitarias.

En ese sentido, el responsable de la ONU denunció que el acceso humanitario a la población sigue siendo muy escaso y que ello sigue costando vidas.

Según explicó, en todo el mes de diciembre sólo un convoy humanitario internacional pudo entregar ayuda, que benefició a 6.000 personas, de las más de 900.000 a las que Naciones Unidas consideraba necesario llegar.

En enero, por ahora, la ONU sólo ha podido completar con éxito otra entrega de ayuda, en este caso para 40.000 personas en la localidad de Muadamiya, en los alrededores de Damasco.

O’Brien atribuyó las trabas a los procedimientos de los distintos niveles de la administración siria y también a restricciones impuestas por otras partes del conflicto.

Según las últimas cifras de la organización, tras las evacuaciones de la zona oriental de Alepo y de otras ciudades el mes pasado, quedan en Siria unas 644.000 personas viviendo en trece áreas bajo sitio.

En la sesión también participó el Programa Mundial de Alimentos, que aseguró que la situación alimentaria en Siria sigue empeorando, con nueve millones de personas necesitadas de comida y sustento.

Según esta agencia de la ONU, la producción de alimentos está en niveles mínimos debido a la inseguridad y los daños sufridos por las infraestructuras.

En su conclusión, O’Brien insistió en que, aunque muy positivo, el actual alto el fuego no es suficiente, pues es necesario mucho más acceso humanitario, protección de los civiles a cargo de las partes del conflicto, el fin de los asedios y una solución política que realmente pueda poner fin a la guerra.


Anuncio