Anuncio
Share

Atentados suicidas de Boko Haram en Nigeria dejan 49 muertos

Hombres heridos son atendidos en un hospital local tras la explosión en un mercado de teléfonos celulares en Kano, Nigeria. El atentado suicida ocurrió mientras algunos choferes de camión llegaban a cenar al lugar donde los vendedores los presionaban por comprar cañas de azúcar. Al menos 34 personas fallecieron y otras 80 resultaron heridas en Yola, una ciudad repleta de refugiados del levantamiento islámico. (Foto AP/Muhammed Giginyu)

Hombres heridos son atendidos en un hospital local tras la explosión en un mercado de teléfonos celulares en Kano, Nigeria. El atentado suicida ocurrió mientras algunos choferes de camión llegaban a cenar al lugar donde los vendedores los presionaban por comprar cañas de azúcar. Al menos 34 personas fallecieron y otras 80 resultaron heridas en Yola, una ciudad repleta de refugiados del levantamiento islámico. (Foto AP/Muhammed Giginyu)

(Muhammed Giginyu / AP)

El dispositivo detonó mientras los choferes de autobús llegaban para cenar en un ajetreado mercado, en el que los vendedores les presionaban por comprar caña de azúcar. Al menos 34 personas murieron y otras 80 resultaron heridas en Yola, una población repleta de refugiados del levantamiento islámico en Nigeria, informaron el miércoles las autoridades de emergencia.

Más tarde el miércoles, dos atentados suicidas adicionales cobraron la vida de 15 personas en la ciudad de Kano, en el norte del país, donde también resultaron heridas 53 personas, según la policía. La Agencia Nacional de Manejo de Emergencias de Nigeria informó que los lesionados superaban el centenar.

Los estallidos fueron los más recientes atentados de Boko Haram, el grupo extremista nigeriano que encabeza una insurgencia en la que han muerto 20.000 personas y ha provocado que más de 2,3 millones huyan de sus hogares.

Boko Haram fue nombrado el miércoles como el grupo extremista más letal del mundo en el Índice de Terrorismo Global. Las muertes atribuidas a Boko Haram aumentaron en un 317% en 2014 a 6.644, comparadas con las 6.073 de las que se culpa al grupo Estado Islámico. Boko Haram prometió aliarse a EI en marzo y se denomina como la provincia de África Occidental de dicho grupo.

Las explosiones del miércoles ocurrieron en un momento en el que el presidente Muhammadu Buhari incrementó su campaña contra la endémica corrupción en su país, a la que se le responsabiliza de obstaculizar el combate contra los insurgentes. Buhari acusó a su anterior consejero de seguridad nacional de robar miles de millones de dólares destinados a adquirir nuevo armamento para combatir a Boko Haram, cuando los soldados tenían apenas unas cuantas balas y los extremistas islámicos ocupaban gran parte del noreste de Nigeria.

Los críticos han culpado desde hace tiempo a la corrupción por los fracasos militares, preguntándose cómo es que los insurgentes están mejor armados que los soldados nigerianos pese a un presupuesto anual de defensa de más de 5.000 millones de dólares, suplementado el año pasado por un préstamo de 1.000 millones.

Buhari ordenó los arrestos de varios oficiales de alto rango supuestamente vinculados con contratos fraudulentos y ficticios de armamento por un total de 5.400 millones de dólares, informó Femi Adesina, uno de sus consejeros, en un comunicado.

“Miles de muertes innecesarias se habrían podido evitar si el dinero se hubiera gastado de forma adecuada”, dijo Adesina.


Anuncio