Anuncio
Share

CIDH pide a Guatemala que proteja a las familias indígenas Chaab’il Ch’och

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó hoy una medida cautelar para proteger la vida e integridad personal de las familias indígenas de la comunidad Chaab'il Ch'och en Guatemala, que fueron desalojadas del área donde vivían el pasado octubre. En la imagen el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrão. EFE/ARCHIVO

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó hoy una medida cautelar para proteger la vida e integridad personal de las familias indígenas de la comunidad Chaab’il Ch’och en Guatemala, que fueron desalojadas del área donde vivían el pasado octubre. En la imagen el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrão. EFE/ARCHIVO

EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó hoy una medida cautelar para proteger la vida e integridad personal de las familias indígenas de la comunidad Chaab’il Ch’och en Guatemala, que fueron desalojadas del área donde vivían el pasado octubre.

Unas ochenta familias de esa comunidad fueron expulsadas mediante una orden judicial de la zona donde vivían en Livingston (Izabal, Guatemala) y se encuentran ahora en una situación de “gravedad y urgencia”, según un comunicado de la CIDH, órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La Comisión pidió al Gobierno guatemalteco que “adopte las medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad personal” de esas familias indígenas a través de medidas dirigidas a mejorar, entre otros aspectos, sus condiciones de alimentación.

Además, reclamó al Ejecutivo que asegure las condiciones sanitarias de los grupos vulnerables, como bebés, niños, mujeres embarazadas y gente de la tercera edad, que quedaron expuestos al desarrollo de enfermedades y epidemias tras el desahucio colectivo.

Los miembros de esa comunidad denunciaron que durante su desalojo se quemaron 56 viviendas, 896 cultivos y aproximadamente 1.400 aves de corral y 112 cerdos.

La comisión concluyó que las circunstancias actuales en que se encuentran los Chaab’il Ch’och demuestran una situación de gravedad y urgencia, toda vez que sus derechos a la vida e integridad personal enfrentan un riesgo de daño “irreparable”.

Al tomar esa decisión, la CIDH consideró que las fuentes de subsistencia de los miembros de la comunidad habían sido destruidas durante el desalojo y que no se les permitía su acceso.

De este modo, determinó que los miembros de la comunidad Chaab’il Ch’och no tienen acceso ni a una alimentación ni a servicios de salud adecuados, por lo que pidió al Gobierno guatemalteco a tomar cartas en el asunto.

La CIDH también solicitó a las autoridades locales que investiguen los hechos que dieron lugar a la adopción de esta medida cautelar para así poder prevenir su repetición en el futuro.


Anuncio