Anuncio
Share

Ministro guatemalteco recuerda que medidas de Trump tienen limitante legal

El ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Morales, participa hoy, martes 14 de febrero de 2017, durante la 25 sesión de la conferencia general del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (Opanal) y el 50 aniversario de la firma del tratado de Tlatelolco, que se lleva a cabo en Ciudad de México. EFE

El ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Morales, participa hoy, martes 14 de febrero de 2017, durante la 25 sesión de la conferencia general del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (Opanal) y el 50 aniversario de la firma del tratado de Tlatelolco, que se lleva a cabo en Ciudad de México. EFE

El ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Morales, recordó hoy que las medidas ejecutivas de Donald Trump sobre migración “tienen un limitante en la ley” y por eso hay que vigilar que “se cumpla el debido proceso” en las deportaciones.

Morales, quien se encuentra en la Ciudad de México para participar en la Conferencia General del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (Opanal), remarcó ante un grupo de medios que si los migrantes “tienen una orden final de un juez, hay que cumplir con la ley”.

“Nosotros tenemos que cumplir con la ley no solo en nuestros países, sino también en otros países”, aseveró cuando se le preguntó si en Guatemala hay inquietud por el endurecimiento de las políticas migratorias del nuevo presidente de Estados Unidos.

El pasado lunes, Morales mantuvo una reunión con sus homólogos de México, Luis Videgaray; El Salvador, Hugo Martínez Bonilla, y Honduras, María Dolores Agüero Lara.

Los tres países del llamado Triángulo Norte de Centroamérica pidieron a México “la creación de un grupo de alto nivel integrado por los subsecretarios, los viceministros, que permita mantenerse en contacto y darle seguimiento a cualquier denuncia que hubiese en materia de derechos humanos” de los migrantes, señaló Morales.

Proteger los derechos humanos de los ciudadanos en general y de los migrantes que transitan por sus países rumbo a EE.UU. en particular es una “prioridad”, aseguró.

Por ello, “este mecanismo lo que persigue es eliminar y reducir al mínimo cualquier violación de derechos humanos en contra de los migrantes, y nosotros estamos comprometidos con ese cumplimiento”.

El ministro estimó que el año pasado fueron deportados aproximadamente 35.000 guatemaltecos desde EE.UU., y 36.000 desde México.

De los deportados desde EE.UU., la gran mayoría de ellos (alrededor del 90 %) eran personas que “estaban intentando ingresar” pero fueron detenidos en la frontera, mientras que el resto “ya tenían una orden de deportación final”.

Por el momento, no ha habido ningún ciudadano de Guatemala que haya sido deportado sin esta orden de deportación final, afirmó.

En 2016 “bajaron las deportaciones” de guatemaltecos, pero “este año tendremos que observar cómo se comporta este tema”, señaló Morales.


Anuncio