Niña inspira ley en Oregon que exigirá el estudio del Holocausto en escuelas

Claire Sarnowski estaba en cuarto grado, en 2014, cuando escuchó al sobreviviente del Holocausto, Alter Wiener, hablar ante los estudiantes acerca del horror que había soportado en los campos de concentración, y de los parientes y amigos que perdió a manos de los nazis.

Sarnowski se conmovió tanto, que ella y su madre visitaron a Wiener en su casa, en las afueras de Portland. Impensablemente, la joven católica y el anciano judío se hicieron amigos.

Ella le dibujó un cuadro con árboles y flores, una visión que él extrañaba cuando era adolescente, en medio del estéril horror de los campos. Le mostró las cartas que había recibido de otros estudiantes de Oregon, conmovidos con sus recuerdos de la Segunda Guerra Mundial.

Era su sueño, le dijo el hombre, que todos los niños tuvieran que estudiar el Holocausto, para no olvidarlo nunca.

Ahora, ese sueño está tomando forma en Oregon gracias a un proyecto de ley -a punto de promulgarse- que hará que el Holocausto sea parte del currículo de las escuelas públicas del estado. La gobernadora de Oregon, Kate Brown, planea firmar la medida el martes, uniéndose así a otros 10 estados con requisitos similares, gracias en gran parte a la campaña emprendida por Sarnowski, que ahora tiene 14 años y cursa la preparatoria.

En agosto pasado, la joven le pidió a Rob Wagner, senador demócrata de Oswego, un suburbio de Portland, y miembro de la junta escolar de allí, que propusiera la idea al distrito. Wagner aspiró más alto y ayudó a presentar el proyecto de ley.

Sarnowski y Wiener disertaron a favor de ello en septiembre pasado, ante un comité legislativo estatal. Sarnowski lloró cuando describió la intimidación, los prejuicios y los estereotipos en la escuela, y las lecciones que el Holocausto puede ofrecer todavía hoy, siete décadas más tarde. "Aprender sobre el genocidio enseña a los alumnos las ramificaciones que traen los prejuicios de cualquier tipo", expuso Sarnowski ante los legisladores. "Al hablar con mis compañeros de clase, es sorprendente que algunos tengan tan poco conocimiento sobre los genocidios que han ocurrido y los que siguen sucediendo".

El 12 de diciembre, los padres de Sarnowski se acercaron a la escuela para decirle a la niña que un automóvil había atropellado y matado a Wiener, de 92 años. Durante su duelo, la chica redobló sus esfuerzos para la aprobación de la ley.

Ambas cámaras de la Legislatura de Oregon aprobaron el proyecto, con votos unánimes. La norma entrará en vigor en el año escolar que comienza en 2020, los detalles serán elaborados por los funcionarios estatales de educación, las escuelas y los maestros. El plan exige una enseñanza más amplia sobre el Holocausto y el genocidio.

Sarnowski afirmó en una entrevista que algunas personas cuestionaron su activismo. "Incluso quienes me conocen se mostraron escépticos al principio. Me decían: 'No eres judía, y eres una niña'", comentó. "Pero pude hacer esto porque es para las futuras generaciones de estudiantes de Oregon, para que la gente escuche estas lecciones de tolerancia y respeto".

Hace dos años, comentó uno de sus maestros de séptimo grado, rompió a llorar por el tono racista transmitido entre los estudiantes. También han circulado imágenes de esvásticas en la escuela, comentó.

Como era de esperar, la mayoría de los alumnos de Lakeridge High School, donde Sarnowski estudia primer año, no tienden a reflexionar mucho sobre incidentes antisemitas o genocidios en las lejanas tierras de Camboya y Ruanda. Los niños se visten con camisas florales para las jornadas tropicales, el primer martes de cada mes, participan en los juegos de fútbol americano de los Pacers, juegan lacrosse y tienen un equipo de porristas. Ahora debaten si los teléfonos inteligentes y los AirPods deberían permitirse en clase.

La gobernadora Brown afirmó el lunes que esperaba que los estudiantes comprendieran sus responsabilidades como ciudadanos para combatir la discriminación y otros actos crueles. "Estoy muy orgullosa de Claire por su defensa y trabajo para que se apruebe el Proyecto de Ley Senatorial 664, en nombre de su amigo y sobreviviente del Holocausto, Alter Wiener, y de todos aquellos que se vieron afectados por este horrible capítulo de la historia", declaró Brown en un comunicado emitido por su oficina. "Espero que Claire inspire a otros jóvenes a involucrarse en el proceso legislativo".

La legislación se da a conocer justo cuando la conciencia del Holocausto parece estar desvaneciéndose. Un estudio encargado el año pasado por la Conference on Jewish Material Claims Against Germany, una organización con sede en Nueva York que negocia las reparaciones económicas para las víctimas del Holocausto, descubrió que dos tercios de los estadounidenses de 18 a 34 años no sabían qué era el campo de concentración de Auschwitz. Cuatro de cada 10 pensaban que dos millones de judíos o menos fueron asesinados durante el Holocausto, cuando el número real alcanza unos seis millones.

Los sobrevivientes del Holocausto están muriendo, lo cual deja a pocas personas con recuerdos directos de esa época. "De hecho, ya no tenemos sobrevivientes que hablen", afirmó Judy Margles, directora ejecutiva del Museo Judío de Oregon y del Centro para la Educación del Holocausto.

A nivel nacional, los incidentes antisemitas están en aumento. En 2018, la Liga Antidifamación registró 1.879 incidentes de este tipo, la tercer cifra más alta desde que la organización comenzó a rastrearlos, en la década de 1970. La cantidad de judíos que fueron víctimas de agresiones casi se triplicó, a 59, incluyendo los 11 baleados y asesinados en octubre último, en una sinagoga de Pittsburgh.

Oregon reportó siete incidentes antisemitas, y el vecino estado de Washington tuvo 32. Algunos negadores del Holocausto testificaron en una audiencia del comité legislativo sobre el proyecto de ley de Oregon.

"Vemos comunidades muy progresistas, tanto en Oregon como en Washington, pero la realidad es que hay una fuerte presencia de grupos de supremacistas blancos en el noroeste", afirmó Miri Cypers, directora de la oficina del Noroeste de la Liga Antidifamación en Seattle. "La mayoría de los incidentes antisemitas por los que nos contactan en Oregon se encuentran en los sistemas escolares, muchos de ellos están relacionados con el vandalismo o el acoso escolar a estudiantes judíos, debido a su identidad", detalló.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°