Anuncio
Share

El supuesto tiroteo en la base aérea que usa Obama queda en una falsa alarma

El supuesto tiroteo que esta mañana forzó a cerrar durante más de una hora la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington y que utiliza el presidente, Barack Obama, en sus viajes oficiales, quedó en una falsa alarma y la base ya vuelve a estar operativa.

El supuesto tiroteo que esta mañana forzó a cerrar durante más de una hora la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington y que utiliza el presidente, Barack Obama, en sus viajes oficiales, quedó en una falsa alarma y la base ya vuelve a estar operativa.

El supuesto tiroteo que esta mañana forzó a cerrar durante más de una hora la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington y que utiliza el presidente, Barack Obama, en sus viajes oficiales, quedó en una falsa alarma y la base ya vuelve a estar operativa.

“El cierre de la base se ha levantado”, indicó el perfil en Twitter del propio complejo aéreo, a la vez que informaciones periodísticas apuntaron a que alguien confundió un simulacro de tiroteo que se llevó a cabo en el recinto con un tiroteo real.

La base aérea Andrews, en las afueras de Washington DC, cerró el jueves ante informes de un pistolero activo en el lugar y tuiteó que el personal de emergencia ya se encontraba en el lugar.

La base aérea militar a 32 kilómetros del centro de Washington, donde se encuentran los aviones presidenciales, ordenó a todo el personal que permaneciera en el interior de los edificios. Un segundo tuit de la base dijo que el incidente estaba en curso en la instalación médica Malcolm Grow.

El funcionario de la instalación médica Rodney Smith dijo que estaba previsto un simulacro de tiroteo para el jueves por la mañana, pero luego le dijeron que se trataba de una situación “real”. Dijo que estaba encerrado en el edificio y no tenía más información.

Añadió que la situación se desarrollaba en uno de los dos edificios de la instalación médica y que él se encontraba en el otro.


Anuncio