Anuncio
Share

Voto latino a favor de Trump en Nevada no lo consideran representativo

Foto de archivo.

Foto de archivo.

Varios senadores demócratas se mostraron ayer convencidos de que los latinos recurrirán al voto para “elevar la voz” contra el aspirante republicano a la Presidencia Donald Trump, quien este martes ganó de nuevo en los caucus de Nevada, un estado con mucha población hispana, pero relativamente pequeña entre los que se cuentan como conservadores republicanos.

En una mesa redonda con medios hispanos, el líder de la minoría demócrata, el senador por Nueva Jersey Robert Menéndez, insistió en que las propuestas radicales que está poniendo Trump sobre la mesa no serán olvidadas por los latinos de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.

Aunque las cifras de los caucus de Nevada le dan la victoria al magnate entre los hispanos de ese estado, Menéndez precisó que tan sólo el 6 % de los votantes republicanos de ese territorio son latinos, por lo que decir que Trump también gana entre los hispanos es demasiado aventurado.

Además, se anunció que Trump se levantó con el 45% del electorado latino, lo que significa que se llevó el 45% del 6% de los registrados en el partido republicano, lo que representa un número poco representativo de toda la comunidad.

El magnate, quien se hizo el martes con su tercera victoria consecutiva en el periodo de primarias, ha manifestado sistemáticamente su intención de realizar deportaciones masivas de inmigrantes indocumentados, así como la construcción de un muro en la frontera sur que asegura pagará México.

“Cuando se hacen esos comentarios, he aprendido a lo largo de mi vida que no van solo por los indocumentados, sino por todos nosotros”, aseveró el legislador cubanoestadounidense, que dijo estar seguro de que cuando llegue el momento la comunidad hispana “se levantará y elevará la voz” contra Trump con su voto.

“Espero que cuando tengamos dos candidatos con dos puntos de vista muy diferentes, cuyas diferencias sean claras, la comunidad latina hable”, añadió el senador.

En este sentido, el líder de la minoría demócrata de la Cámara Alta, el senador por Nevada Harry Reid, consideró “espantosas” las propuestas del magnate inmobiliario, y aunque deseó que no logre la nominación republicana por su radicalismo, opinó que será el candidato de los republicanos para llegar a la Casa Blanca.

“Está acumulando todo el enfado de los votantes republicanos”, valoró Reid respecto a su éxito del día anterior.

En cuanto al senador republicano y también aspirante a la Casa Blanca Marco Rubio, quien parece hasta el momento la apuesta más fuerte del aparato del partido para combatir a Trump, los senadores demócratas criticaron duramente su postura cambiante sobre inmigración después de que haber copatrocinado un texto bipartidista para una reforma migratoria en 2013.

El senador por Illinois Dick Durbin, quien participó en aquellas negociaciones, calificó el cambio de postura de Rubio en materia migratoria como “una huida”, mientras que su colega por Virginia, Tim Kaine, consideró “desesperanzador” que el ahora candidato acudiera a las reuniones para aparecer como un impulsor de un texto en el que no creía.

En aquella iniciativa legislativa se proponía un camino hacia la ciudadanía para los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula que hay en el país, una medida de la que ahora Rubio reniega.


Anuncio