Anuncio
Share

Sin cargos los agentes fronterizos que asesinaron a mexicano en el 2010

Foto de archivo. Anastasio Hernández Rojas

Foto de archivo. Anastasio Hernández Rojas

La Justicia desestimó ayer presentar cargos por la muerte de un ciudadano mexicano en 2010 en la frontera de California con México a manos de una docena de agentes federales, lo que pone fin a la investigación.

Anastasio Hernández Rojas, de 42 años, murió en 2010 a consecuencia de una brutal paliza que le fue propinada por una docena de agentes federales en el área de deportaciones entre San Diego (California) y Tijuana (México).

Su fallecimiento, que fue achacado a un “uso excesivo de la fuerza” por parte de las autoridades, desencadenó una investigación para determinar si se habían violado los derechos civiles, y el incidente fue muy criticado en México, de donde Hernández Rojas era natural.

Sin embargo, el Departamento de Justicia no encontró pruebas suficientes para presentar cargos criminales, y dio por válida la versión de los agentes de que el uso de la fuerza fue “necesario” para contener a Hernández Rojas.


Anuncio