Anuncio
Share

‘Segregación’ por grupo étnico en las cárceles de Arizona será eliminada

Foto de archivo.

Foto de archivo.

Un juez federal de Arizona aprobó ayer un acuerdo que pretende terminar con un comportamiento que los críticos han calificado como segregación racial de reos dentro de las cárceles del estado.

Arizona, quien negó que la raza de una persona sea el único factor que se toma en cuenta para asignarle un dormitorio o área de trabajo dentro de la cárcel, se comprometió así a iniciar un programa de integración para los reos, el cual estará terminado en el 2021.

El acuerdo autorizado por la juez federal Cindy Jorgenson de la Corte Federal en Tucson, es el resultado de una serie de negociaciones que comenzaron en el 2013 cuando un reo de origen afroamericano presentó una demanda en contra del Departamento de Correcciones de Arizona donde indicó que sus derechos constitucionales fueron violados.

Stephen Rudisil aseguró a la corte que fue encarcelado con otro grupo de afroamericanos quienes presuntamente lo forzaron a formar parte de una pandilla.

Arizona era el único estado en el país que aun usaba un sistema de separación de reos por sus grupos étnicos. El acuerdo ahora impactará directamente a grupos minoritarios como los latinos y afroamericanos.

De acuerdo a cifras del Departamento de Correcciones de Arizona, actualmente hay unos 42.000 reos en las 10 cárceles existentes en el estado.

El estado aseguró que el 85 por ciento de los dormitorios en las cárceles ya han sido diversificados.

Pese a los cambios, representantes del sistema carcelario argumentaron que el hecho de asignar a dormitorios a reos del mismo grupo étnico sirve para mantener la paz y tranquilidad entre los mismos detenidos, especialmente entre miembros de pandillas.


Anuncio