Anuncio
Share

Prevén convención demócrata polémica: protestas, divisiones, fracturas

La fiesta demócrata, empero, comenzará bajo la sombra del anuncio de renuncia de la presidenta del partido, Debbie Wasserman Schultz, y con los resultados de una encuesta nacional, publicada hoy por CNN, que coloca a la virtual candidata Hillary Clinton cinco puntos abajo de su contrincante republicano Donald Trump en las preferencias electorales de los estadounidenses.

La fiesta demócrata, empero, comenzará bajo la sombra del anuncio de renuncia de la presidenta del partido, Debbie Wasserman Schultz, y con los resultados de una encuesta nacional, publicada hoy por CNN, que coloca a la virtual candidata Hillary Clinton cinco puntos abajo de su contrincante republicano Donald Trump en las preferencias electorales de los estadounidenses.

Los demócratas se preparan para inaugurar una convención de partido que, aunque en la última semana se preveía armoniosa, ahora al parecer será convulsa y estará marcada por las divisiones dentro de la agrupación política.

La fiesta demócrata, empero, comenzará bajo la sombra del anuncio de renuncia de la presidenta del partido, Debbie Wasserman Schultz, y con los resultados de una encuesta nacional, publicada hoy por CNN, que coloca a la virtual candidata Hillary Clinton cinco puntos abajo de su contrincante republicano Donald Trump en las preferencias electorales de los estadounidenses.

Los trabajos formales de la convención iniciarán a las 16:00 hora local, luego de una serie de reuniones matutinas de las diferentes fracciones que integran el partido, incluyendo la hispana, afroamericana, nativa americana, veteranas y la de trabajadores sindicalizados, entre otras.

Se desconoce si Wasserman, la aun presidenta del instituto político, será la encargada de salir al escenario y dar el martillazo que marca el inicio formal de la sesión de este lunes y si lo hace, no se sabe cuál será la reacción de los miles de delegados.

Wasserman anunció su renuncia este fin de semana tras el escándalo por la filtración a través de WikiLeaks de miles de correos electrónicos con posibles evidencias de que no fue imparcial durante las elecciones primarias, al sospecharse que favoreció a Clinton en perjuicio del Senador Bernie Sanders.

Lo que sí es seguro, es que habrá dos oradores estrella: Sanders, quien muy probablemente aborde la controversia provocada por la filtración de los correos electrónicos, y la Primera Dama Michelle Obama, considerada una “súper estrella” entre los demócratas y una de las figuras políticas más populares entre los estadounidenses.

A lo largo de los próximos cuatro días, la Convención Nacional Demócrata, que se celebra en el Centro Wells Fargo de Filadelfia, aprobará la plataforma política del partido y presentará de manera formal a Clinton y Tim Kaine como candidatos a presidente y vicepresidente, respectivamente.

La migración a debate

Astrid Silva, una joven migrante indocumentada mexicana, colocará el tema de la migración en primer plano al iniciar este lunes la convención.

Silva, quien llegó de México en 1992 cuando tenía cuatro años de edad, fue una de las que inspiraron al Presidente Barack Obama a crear en 2012 el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

La joven se encuentra convertida en una destacada activista promigrantes como directora de organización de la Alianza de Liderazgo Progresivo en Nevada.

También este lunes hablará ante el pleno de la Convención la migrante indocumentada Francisca Ortiz y su hija Karla, nacida en Estados Unidos, para continuar exponiendo el problema que viven millones de migrantes en Estados Unidos.

El tema de la migración también estará en las calles de Filadelfia, con una manifestación organizada por varios grupos promigrantes que recorrerá tres kilómetros en el centro de la ciudad, para concluir con un mitin en el edificio del gobierno de la ciudad.

Esperanza contra el miedo

El cielo se despejó y volvió el sol. Esa es la imagen que esperan transmitir los demócratas esta semana en su convención, en contraste con la visión tenebrosa expresada por los republicanos la semana pasada.

Mientras que el candidato republicano Donald Trump habló de “muerte, destrucción, terrorismo y debilidad’’, los demócratas destacarán la estabilidad, el crecimiento y la esperanza vividos durante los ocho años de gobierno de Barack Obama. Trump prometió reforzar la seguridad, los demócratas se comprometerán a impulsar el progreso.

La Casa Blanca dice que Obama insistirá en esa visión en la convención. Ofrecerá una cantidad de estadísticas que teóricamente desvirtuarán las que presentó Trump. Y tratará de aprovechar su popularidad, relativamente alta, para mejorar la imagen de una candidata que genera desconfianza en mucha gente.


Anuncio