Anuncio
Share

Pierde Trump apoyo de 110 republicanos

Tras declaraciones y señalamientos en más de un año de carrera para llegar a la Casa Blanca, 110 líderes del Partido rechazan a Trump. Se aproximan los debates presidenciales en Estados Unidos, y Trump, quien tiene una apretada agenda de actos por todo su paÌs en busca de apoyo, no cuenta con respaldo de 110 líderes de su partido.

Tras declaraciones y señalamientos en más de un año de carrera para llegar a la Casa Blanca, 110 líderes del Partido rechazan a Trump.

Se aproximan los debates presidenciales en Estados Unidos, y Trump, quien tiene una apretada agenda de actos por todo su paÌs en busca de apoyo, no cuenta con respaldo de 110 líderes de su partido.

(agencia reforma)

Tras declaraciones y señalamientos en más de un año de carrera para llegar a la Casa Blanca, 110 líderes del Partido rechazan a Trump.

Se aproximan los debates presidenciales en Estados Unidos, y Trump, quien tiene una apretada agenda de actos por todo su paÌs en busca de apoyo, no cuenta con respaldo de 110 líderes de su partido.

El New York Times publicó una lista de varios miembros del Partido Republicano que desempeñan cargos públicos. La lista refleja los momentos en los cuales Trump, con sus acciones y palabras, ha perdido el apoyo de su partido.

Tras anunciar su intención de ser el candidato de su Partido, después de criticar a John McCain y señalar a migrantes mexicanos de criminales y violadores, los primeros republicanos comenzaron a rechazarlo.

Tal fue el caso de Club for Growth, organización conservadora, Reid Ribble, representante de Wisconsin, y Christine Todd Whitman.

“Trump (...) emplea el tipo de retórica de odio y explota las inseguridades de esta nación, en muchos sentidos de modo similar a como Hitler y Mussolini hicieron para llegar al poder”, declaró Whitman, ex Gobernadora de New Jersey.

Fue hasta que decidió ignorar el apoyo público de David Duke, ex líder del KKK, cuando el Partido empezÛ a tomar distancia de manera más sustancial.

“Un candidato presidencial que presuma lo que hará durante su ‘reinado’ y se rehuse a condenar al KKK no puede dirigir un movimiento conservador en Estados Unidos”, declaró en febrero de este año el Senador de Nebraska, Ben Sasse.


Anuncio