Anuncio
Share

‘Mujeres en politics’ busca llegar a las latinas y en consecuencia a toda la comunidad

Un grupo de mujeres latinas, incluyendo a Dolores Huerta, una de las líderes más importantes que tiene la comunidad posan para una foto que se circuló en #ForHillary. Ellas apoyan a la precandidata demócrata y esperan que más mujeres lo hagan también.

Un grupo de mujeres latinas, incluyendo a Dolores Huerta, una de las líderes más importantes que tiene la comunidad posan para una foto que se circuló en #ForHillary. Ellas apoyan a la precandidata demócrata y esperan que más mujeres lo hagan también.

La campaña de Hillary Clinton lanzó esta semana una iniciativa para hacer llegar sus propuestas a la mujer hispana, por considerar que ella es la clave para llegar a toda la comunidad y porque “muchas latinas se identifican” con la aspirante demócrata a la Presidencia o “aspiran a ser como ella”.

Así lo indicó hace unos días la directora para la comunidad latina de la campaña de Clinton, la “soñadora” Lorella Praeli.

“En las comunicaciones que hacemos, en lo que enfatizamos (en la campaña hacia los hispanos), siempre estamos pensando en cómo llegamos a la mujer. Y no es en vano, sino que los datos indican que la mujer latina juega un rol muy importante dentro de su familia y de su comunidad”, explicó Praeli en una conversación telefónica.

“Y vemos que se sienten muy apasionadas por la candidatura de Hillary Clinton, muchas de ellas se identifican en ella (...) o aspiran a ser como ella, aspiran a ser una mujer fuerte”, añadió.

La campaña lanzó el lunes pasado la iniciativa “Mujeres in Politics”, consistente en conversaciones entre mujeres latinas para hablar sobre “lo que está pasando en sus vidas, cuáles son las luchas que ellas tienen”, con el objetivo de implicar más a ese colectivo en la política, además de difundir las propuestas de Clinton, explicó.

Una parte clave de la iniciativa son las llamadas telefónicas “de latina a latina”, que son más eficaces porque una hispana “puede hablar de los desafíos y los retos de la comunidad como otra persona tal vez no lo puede hacer”, añadió la “soñadora”.

El programa “empezó en Nevada”, uno de los primeros estados en votar en las primarias de 2016, y se convertirá ahora gradualmente en una iniciativa nacional, comenzando por Colorado y Texas.

Según Praeli, a la hora de ganar los caucus en estados clave como Nevada, Colorado o Iowa, las mujeres latinas serán cruciales, porque “si tú tienes a una mujer latina, va la mujer, lleva a su esposo, lleva a sus hijos y lleva a una comadre”.

“Cuando llegas a la mujer latina no solo llegas a ella, sino que también llegas a su comunidad”, destacó.

Las mujeres hispanas son una porción creciente del electorado y, en las elecciones legislativas de 2014, un 66 % de ellas votó a candidatos demócratas, una proporción superior a la de los hombres latinos, entre los que un 57 % respaldó a aspirantes del partido de Clinton, según datos del centro de investigación independiente Pew.

En las conversaciones entre latinas se habla de la reforma migratoria, pero también sobre otros temas, como “los retos de ser una mujer que tiene un negocio pequeño”, precisó Praeli.

Antes de lanzar la iniciativa, un grupo de unas 50 mujeres latinas, entre ellas la veterana líder sindical Dolores Huerta, se reunieron este fin de semana para intercambiar ideas y refinar los esfuerzos de Clinton para contactar con la comunidad hispana.

“Dolores Huerta ha anunciado su apoyo por Hillary, y tenerla acá este fin de semana fue fenomenal (...), porque ella trae la perspectiva histórica. Ella misma es un símbolo en nuestra comunidad de lo que es una mujer fuerte y una mujer que saca adelante a la comunidad”, sostuvo Praeli.

Uno de los grandes esfuerzos de la campaña de Clinton hacia los latinos es combatir “una narrativa que existe” de “que la comunidad latina no participa en el caucus y no participa en la primaria”.

“Lo que estamos haciendo es desarrollar una estrategia para comprobar lo opuesto, y decir que el voto hispano no solo es importante en unas generales, sino también en las primarias”, alegó.

Praeli tiene la “certeza” de que Clinton seguirá siendo la candidata más conocida y respaldada entre los hispanos hasta las elecciones generales, porque ella tiene “una relación que va muchos años atrás con la comunidad latina en Estados Unidos”.

Sus rivales demócratas, Bernie Sanders y Martin O’Malley, han presentado planes migratorios que evitarían la deportación de unos 9 millones de indocumentados; mientras que Clinton no ha aportado una cifra concreta, pero ha prometido ir más allá de las acciones ejecutivas al respecto del presidente Barack Obama.

“Lo que Hillary siempre ha dicho es que va a luchar por una reforma migratoria integral con un camino a la ciudadanía y a la vez va a desarrollar un programa donde las personas que tienen ciertas calificaciones puedan tener protección de la deportación”, indicó.

Praeli nació en Perú hace 27 años, llegó a EE.UU., cuando tenía diez junto a su familia y obtuvo su tarjeta de residencia en 2012, si bien algunos miembros de su familia aún no tienen estatus legal.

La “soñadora”, que era una conocida activista sobre los derechos de los inmigrantes antes de trabajar para Clinton, dijo que su “motivo principal” para sumarse a la campaña es que “de la noche a la mañana perdimos una de nuestras victorias más grandes, que fue el DAPA, la protección de deportación para los padres de ciudadanos y residentes permanentes”, invalidada por un tribunal federal.

"(Vi) que lo que estaba de por medio en estas elecciones era demasiado importante, y que yo quería ayudar a elegir a una candidata que yo sé que ha luchado por mi familia y ha luchado por mi comunidad y que lo seguirá haciendo”, apuntó Praeli.

“Ella, para mí, inspira mucho a la juventud latina porque nos enseña que como mujeres podemos, y debemos, y tenemos una responsabilidad de seguir adelante y de sacar cara por la comunidad”, agregó.


Anuncio