Anuncio
Share

Marco Rubio se defiende de críticas de rivales republicanos

El precandidato presidencial republicano, el senador de Florida, Marco Rubio, habla durante un acto de campaña en la cafetería de una escuela secundaria en Londonderry, New Hampshire, el domingo 7 de febrero de 2016. (Foto AP/Jim Cole)
(Jim Cole / AP)

El senador de Florida, Marco Rubio, trató de repeler los esfuerzos de sus rivales que intentan frenar su camino ascendente en la contienda presidencial republicana, mientras que, del lado demócrata, Hillary Clinton buscó reducir distancia con respecto al senador de Vermont, Bernie Sanders en New Hampshire, dos días antes de la crucial asamblea partidista en el estado.

Precandidatos republicanos y demócratas intentaron el domingo reducir sus expectativas para la segunda contienda de la agenda electoral y posicionarse de cara a South Carolina y Nevada, entidades con mayor diversidad y las próximas donde los votantes podrán expresarse en las urnas.

Del lado demócrata, las encuestas muestran que Sanders goza de una ventaja de doble dígito en New Hampshire, pero Clinton espera reducir el margen a un solo dígito y dividir los delegados en el estado para la convención nacional.

“Sé que estoy atrás”, admitió Clinton a CNN. Cuestionada sobre si podría ganar, la ex secretaria de Estado respondió: “No lo sé".

Clinton, quien ganó apretadamente el pasado lunes en Iowa, ha dicho que Sanders tiene una ventaja natural en el estado del noreste del país, debido a que representa al vecino estado de Vermont ante el Senado, si bien el mismo Sanders señaló que la misma Clinton logró remontar para vencer al entonces senador de Illinois, Barack Obama, en las primarias de 2008 en New Hampshire.

Aunque su esposo, el ex presidente Bill Clinton, la acompañó en campaña en New Hampshire, Clinton se salió el domingo de su agenda para visitar una iglesia en Flint, Michigan, una ciudad que se encuentra en estado de emergencia debido a que el abasto de agua potable está contaminado con plomo a causa de las viejas tuberías. Indicó que tal crisis es “inmoral” y exhortó al Congreso a aprobar un fondo de emergencias de 200 millones de dólares para la ciudad, de población predominantemente negra, al comentar que “reparar la confianza es tan importante como reparar la tubería”.

Entre los republicanos, el magnate de bienes raíces, Donald Trump, buscaba su primer triunfo en New Hampshire luego de que el senador de Texas, Ted Cruz, lo superara en Iowa. Rubio trabaja en mantener el ímpetu luego de obtener un cerrado tercer puesto en la asamblea partidista de Iowa, en tanto que otros precandidatos como el gobernador de New Jersey, Chris Christie, el ex gobernador de Florida, Jeb Bush, y el gobernador de Ohio, John Kasich, apuestan a un buen resultado el martes para impulsar sus campañas y evitar la presión de renunciar a la contienda.

___


Anuncio