Anuncio
Share

Llueven las demandas por agua contaminada en Michigan

Rebecka Cordell transporta varias botellas de agua para beber afuera de la estación de bomberos en Flint, Michigan. El agua es repartida gratuitamente para que la gente no beba el líquido que sale de los grifos de su casa porque está contaminada con diversas sustancias y plomo. El cineasta documentalista Michael Moore pretende que el presidente Barack Obama visite Flint para que conozca en persona la crisis del agua en la localidad. (AP Foto/Roger Schneider)

Rebecka Cordell transporta varias botellas de agua para beber afuera de la estación de bomberos en Flint, Michigan. El agua es repartida gratuitamente para que la gente no beba el líquido que sale de los grifos de su casa porque está contaminada con diversas sustancias y plomo. El cineasta documentalista Michael Moore pretende que el presidente Barack Obama visite Flint para que conozca en persona la crisis del agua en la localidad. (AP Foto/Roger Schneider)

El efectivo de la Guardia Nacional, Lonnie Walker, con grado de especialista, descarga agua embotellada y filtros para distribuirlos entre los habitantes en Flint. Soldados de la Guardia Nacional, empleados estatales, autoridades locales y voluntarios distribuyen filtros, agua embotellada y materiales para detectar plomo en el líquido durante la crisis del agua potable contaminada en la ciudad. (AP Foto/Paul Sancya)

El efectivo de la Guardia Nacional, Lonnie Walker, con grado de especialista, descarga agua embotellada y filtros para distribuirlos entre los habitantes en Flint. Soldados de la Guardia Nacional, empleados estatales, autoridades locales y voluntarios distribuyen filtros, agua embotellada y materiales para detectar plomo en el líquido durante la crisis del agua potable contaminada en la ciudad. (AP Foto/Paul Sancya)

Los residentes de Flint interpusieron demandas contra todos aquellos que pudieran haber tenido que ver con el suministro a la ciudad de agua con cantidades peligrosas de plomo.

Las demandas nombran al gobernador de Michigan Rick Snyder, el exalcalde de Flint, empleados públicos y otros. Las demandas los acusan de violar los derechos civiles, perjudicar el valor de las propiedades y enriquecerse vendiendo un producto contaminado.

Una demanda busca reemplazar los conductos de agua sin costo a los consumidores. Otras reclaman indemnización para miles de residentes de Flint que han bebido el agua tóxica inadvertidamente. Otra fue interpuesta en nombre de los pacientes de la llamada enfermedad de los legionarios.

Los titulares de unas 1.700 viviendas han contactado a un bufete de abogados en el área de Detroit para sumarse a una demanda colectiva presentada en noviembre.


Anuncio