Anuncio
Share

Jurado debe decidir futuro de latino que mato a su esposa y colgó foto en Facebook

Derek Medina con su abogado, en una foto de archivo.

Derek Medina con su abogado, en una foto de archivo.

El jurado en el juicio contra el hispano Derek Medina, de 33 años, quien mató a tiros en 2013 a su esposa y luego colgó la foto del cadáver en su cuenta de Facebook, continúa hoy su segundo día de deliberaciones en un tribunal de Miami.

Tras más de dos semanas de juicio, el jurado deberá decidir si Medina es culpable del asesinato a tiros de su mujer o si actuó en defensa propia, como alega la defensa del acusado.

La Fiscalía presentó sus argumentos en contra de Medina, un boxeador aficionado que, cuando su mujer, Jennifer Alfonso, de 27 años, le amenazó supuestamente con abandonarle durante una fuerte discusión, se dirigió por su pistola, volvió para enfrentarse a ella y le disparó hasta en ocho ocasiones.

En un vídeo de 28 minutos grabado por la Policía y presentado en el juicio, Medina sostiene que mató a su esposa porque llevaba soportando años de abuso y durante una pelea en la que ella le atacó con un cuchillo.

Este lunes, el jurado no llegó a alcanzar un veredicto, tras cerca de tres horas de deliberaciones, por lo que hoy regresa a deliberar.

La Fiscalía expuso en los argumentos de cierre que Medina, un boxeador aficionado, mató a sangre fría a Alfonso, ya que tuvo tiempo de reflexionar mientras tomó su pistola y regresó a la cocina, donde se encontraba su mujer, y ultimarla a tiros.

De ser declarado culpable, Medina podría ser condenado a cadena perpetua, aunque su abogado, Saam Zangeneh, basa la defensa de su cliente en que la víctima consumía drogas y estaba implicada en rituales satánicos, lo que atemorizaba a Medina.

No obstante, el jurado puede decantarse por el delito de homicidio sin premeditación, que conlleva una pena menor.

Los hechos se produjeron en agosto de 2013, en la vivienda de la pareja en el sur de Miami, donde el hispano, tras acabar con la vida de su esposa, escribió en su cuenta de Facebook que había discutido previamente con su mujer, que ésta le había golpeado y que, no dispuesto a “aguantar ese abuso”, la había matado.

El caso ha recibido gran cobertura mediática, después de que Medina colgara una impactante foto del cadáver ensangrentado de su mujer con la confesión del delito, una imagen que permaneció cinco horas colgada en la red social hasta que fue eliminada.

El día del suceso Medina confesó el crimen a unos familiares y luego se entregó a la Policía, a la que dijo inicialmente que había disparado entre seis y ocho veces a su mujer, pero pronto reclamó que lo había hecho en defensa propia.


Anuncio