Anuncio
Share

Juicio por desacato en contra de Arpaio continuará en septiembre

En el 2013, Snow declaró culpable a Arpaio de prácticas de perfil racial en contra de conductores hispanos a raíz de una demanda civil presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Arizona.

En el 2013, Snow declaró culpable a Arpaio de prácticas de perfil racial en contra de conductores hispanos a raíz de una demanda civil presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Arizona.

El juicio por desacato en contra del controvertido alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, continuará a partir del próximo mes de septiembre determinó ayer el juez federal Murray Snow.

El proceso legal por desacato a las órdenes de la corte en contra del alguacil, conocido por su mano dura en contra de la inmigración indocumentada, comenzó el pasado mes de abril y continuará del 22 al 25 de septiembre y del 29 al 2 de octubre.

Durante la audiencia de ayer, el propio Arpaio admitió haber ordenado investigar a la esposa del juez Snow.

Tras la controvertida revelación, los abogados del alguacil pidieron al juez retirarse del caso considerando que no puede ser una persona “imparcial” en el caso.

Snow rechazó la petición tanto anteriormente como durante la audiencia de ayer y se negó a continuar suspendiendo el juicio por desacato mientras una corte de apelaciones decide si se mantendrá o no frente al juicio.

“El juez dijo estar cansado de todas estas “tácticas” que están usando los abogados de Arpaio para retrasar el proceso legal”, manifestó Lydia Guzmán, activista y directora del comité de inmigración de la Liga de Ciudadanos Americanos Unidos (LULAC) en Arizona.

Guzmán, quien estuvo presente en la audiencia indicó que el juez Snow también aprobó una petición del Departamento de Justicia para entregarles documentación sobre otra investigación que llevó a cabo Arpaio sobre una supuesta conspiración en su contra.

En el 2013, Snow declaró culpable a Arpaio de prácticas de perfil racial en contra de conductores hispanos a raíz de una demanda civil presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Arizona.

Los demandantes argumentaron que Arpaio no cumplió con las órdenes emitidas por Snow quien le prohibió continuar llevando a cabo operativos donde aplicaba leyes migratorias.

La semana pasada, el Departamento de Justicia llegó a un acuerdo parcial con Arpaio como parte de otra demanda interpuesta por el Gobierno Federal por prácticas de perfil racial y abuso de poder.


Anuncio