Anuncio
Share

Inmigrantes acusan a gobernador de manipular un evento trágico para justificar políticas racistas

El gobernador de Illinois, Bruce Rauner.

El gobernador de Illinois, Bruce Rauner.

El grupo Comunidades Organizadas contra las Deportaciones (OCAD) rechazó ayer la decisión del gobernador de Illinois, Bruce Rauner, de suspender temporalmente la llegada de refugiados sirios, una medida que calificó de “cruel e hipócrita”.

En una declaración, los indocumentados de OCAD, y representantes de la Red de Acción Árabe Americana que funciona en Chicago, acusaron al gobernador republicano de tratar de “manipular un evento trágico para provocar miedo y justificar políticas racistas que criminalizan a comunidades enteras”.

Los activistas urgieron a Rauner que reconsidere una decisión que ha sido acompañada por otros 20 gobernadores, en su mayoría republicanos, en todo el país.

También exhortan al alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, para que declare “la bienvenida de todos los refugiados” a la ciudad, y se niegue a cumplir con el decreto gubernamental.

Los activistas comenzaron a recoger firmas hoy para entregar una petición al alcalde.

Al anunciar la medida, Rauner dijo en un comunicado que “tenemos que encontrar la forma de balancear nuestra tradición de estado que da la bienvenida a los refugiados, y al mismo tiempo asegurar la seguridad de todos nuestros ciudadanos”.

Agregó que serán consideradas todas las opciones legales, y el proceso que realiza el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para aprobar el ingreso de refugiados al país.

Según cifras oficiales, desde el 2010 se instalaron en Illinois 169 refugiados sirios, de los cuales 105 viven en Chicago.


Anuncio