Anuncio
Share

Estudiantes de preparatoria podrían enfrentar cargos en un escándalo de sexting

Foto de archivo.

Foto de archivo.

Podría tomar un mes para enlistar a los perpetradores y separarlos de las víctimas en un escándalo de sexting o sexo a través del texto en los teléfonos inteligentes, en una escuela preparatoria de Colorado. Las autoridades dijeron que presentarán cargos solo si es absolutamente necesario, se publicó esta semana a través del portal de NBCNews

Un número inespecífico de estudiantes de la escuela Canon City High School han sido suspendidos después de darse a conocer cientos de fotos muy explicitas de alumnos tan jóvenes como el octavo grado.

Una investigación inició hace unos días, después de que algunas personas contactaran a los administradores de la escuela para dejarles saber de una alerta de seguridad. Ésta había llegado a través de la línea de emergencia estudiantil del plantel momentos antes.

Hasta el momento, tres teléfonos han sido confiscados y las autoridades están tratando de ver si pueden obtener una orden de cateo en base a las evidencias que tienen. No se ha dicho cuantos alumnos estuvieron involucrados en las publicaciones de las fotos; y se espera que la investigación dilate por lo menos 30 días, dijo el viernes el capitán de la policía de Canon, Jim Cox.

“No estamos investigando para afectar a todos los niños. No queremos que las víctimas piensen que hicieron algo mal, pero queremos saber qué es lo que está pasando”, agregó Cox.

Tom LeDoux, de la Fiscalía del Distrito de Freemont, dijo que algunos estudiantes podrían enfrentar cargos que los obligaría a registrarse como abusadores sexuales, porque los alumnos menores de 18 años no podían dar su consentimiento para que les tomaran fotos donde aparecen desnudos, y mucho menos distribuirlas.

La posesión de fotos explícitas de menores es un delito en el estado de Colorado, el cual, como muchos estados, no han actualizado las leyes para poder luchar contra la explotación infantil en la era de los teléfonos inteligentes.

El superintendente de la escuela, George Welsh, no mencionó nada sobre la suspensión de los alumnos ni cuánto tiempo estarán fuera de la escuela, todo para proteger la privacidad de los estudiantes.

Para leer este artículo en su versión original, oprima el enlace.


Anuncio