Anuncio
Share

Estados Unidos condena el “atroz” atentado ocurrido en una zona comercial de Bagdad

La explosión, un suicida con coche bomba perpetrado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en una zona comercial del centro de Bagdad, tuvo lugar alrededor de la 01.00 hora local del domingo (22.00 GMT del sábado) frente a una conocida heladería en el distrito de Al Karrada, donde la población es mayoritariamente chií.

La explosión, un suicida con coche bomba perpetrado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en una zona comercial del centro de Bagdad, tuvo lugar alrededor de la 01.00 hora local del domingo (22.00 GMT del sábado) frente a una conocida heladería en el distrito de Al Karrada, donde la población es mayoritariamente chií.

Estados Unidos condenó ayer “enérgicamente” el “atroz” ataque terroristas ocurrido en Bagdad (Irak) este fin de semana en el que perdieron la vida al menos 125 personas, la cifra más elevada de víctimas mortales en un solo ataque terrorista registrada este año.

La explosión, un suicida con coche bomba perpetrado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en una zona comercial del centro de Bagdad, tuvo lugar alrededor de la 01.00 hora local del domingo (22.00 GMT del sábado) frente a una conocida heladería en el distrito de Al Karrada, donde la población es mayoritariamente chií.

“Estados Unidos condena enérgicamente los atroces ataques terroristas del EI en Bagdad que anoche mataron a más de 100 personas, incluidas familias reunidas para romper su ayuno de Ramadán y aquellas viendo la Eurocopa”, aseguró en un comunicado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price.

“Seguimos unidos con el pueblo y el Gobierno iraquíes en nuestros esfuerzos combinados para destruir EI”, subrayó Price, quien insistió en que “estos ataques sólo fortalecen” la determinación de EE.UU,. de “apoyar a las fuerzas de seguridad iraquíes a medida que continúan recuperando el territorio frente a los yihadistas.

También de madrugada, otro coche bomba estalló en el mercado popular de Shalal, situado en la zona de Al Shaab, en el noreste de Bagdad y de población mayoritariamente chií, causando la muerte de un civil e hiriendo a otros cinco.

En un comunicado similar, el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, reiteró que el yihadismo radical no tendrá éxito, y aseguró que EE.UU. seguirá luchando “para unir al mundo contra este mal, eliminar sus refugios en Siria e Irak, y arrancar sus redes globales”.

“Nuestra asociación con Irak y su pueblo, en las líneas del frente de esta lucha global, se mantiene firme e inquebrantable”, insistió Kirby.

Los ataques terroristas han aumentado en los últimos meses en Bagdad, coincidiendo con retrocesos en el campo de batalla de los yihadistas.

El grupo extremista está acosado en Irak en su bastión de Mosul y otras zonas del norte del país, donde las fuerzas iraquíes han lanzado una ofensiva y sufrieron además un gran golpe recientemente, con su expulsión a fines de junio de la ciudad de Faluya, uno de sus principales y estratégicos baluartes, a tan solo 50 kilómetros al oeste de Bagdad.


Anuncio