Anuncio
Share

Desde Miami exigen a Nicaragua que permita el paso de 1.700 refugiados cubanos

Cientos de inmigrantes Cubanos se encuentran varados hoy, lunes 16 de noviembre, en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, pues el gobierno de Nicaragua dio la orden de no dejar pasar a nadie de esa nacionalidad. La frontera se encuentra abierta solamente para turistas y mercaderías. Los cubanos, cuya mayoría porta pasaporte, ingresaron a Costa Rica desde el sábado por la frontera con Panamá con una visa temporal extraordinaria que les permitirá estar en este país por siete días. Al llegar a la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, el Gobierno nicaragüense les cerró la frontera e incluso envió un batallón militar al lugar.

Cientos de inmigrantes Cubanos se encuentran varados hoy, lunes 16 de noviembre, en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, pues el gobierno de Nicaragua dio la orden de no dejar pasar a nadie de esa nacionalidad. La frontera se encuentra abierta solamente para turistas y mercaderías. Los cubanos, cuya mayoría porta pasaporte, ingresaron a Costa Rica desde el sábado por la frontera con Panamá con una visa temporal extraordinaria que les permitirá estar en este país por siete días. Al llegar a la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, el Gobierno nicaragüense les cerró la frontera e incluso envió un batallón militar al lugar.

Más de un centenar de miembros del exilio cubano se concentró hoy frente al Consulado General de Nicaragua en Miami para exigir al país centroamericano que no cierre el paso a unos 1.700 refugiados cubanos que intentan llegar a territorio estadounidense.

Con pancartas en las que se leía “No a la violencia contra los cubanos”, los manifestantes reclamaron al Gobierno nicaragüense que permita el paso a los inmigrantes cubanos en su ruta hacia Estados Unidos.

Los refugiados, entre ellos 150 niños, se encuentran atrapados desde el pasado domingo en un punto limítrofe en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, después de que el Gobierno nicaragüense ordenara el cierre de la frontera y repeliera con el ejército a los que intentaron cruzar irregularmente.

“Reclamamos a Nicaragua que no utilice la fuerza ni la violencia contra los cubanos” y que se les “permita pasar por un corredor humanitario” hasta Guatemala, desde donde seguir su camino hacia EE.UU., dijo Felipe Pérez, directivo del grupo del exilio Movimiento Democracia.

Los cerca de 2.000 cubanos que actualmente están en Costa Rica llegaron a Ecuador vía aérea y desde allí se trasladaron de manera irregular por mar y tierra, por Colombia y Panamá, hasta llegar a Costa Rica, donde el Gobierno les otorgó el pasado sábado una visa extraordinaria de siete días de vigencia.

Las autoridades nicaragüense han acusado a Costa Rica de violar el territorio nicaragüense al “lanzarle” los inmigrantes cubanos y de crear una crisis humanitaria.

En respuesta a esas acusaciones, el Gobierno de Costa Rica envió una nota de protesta a Nicaragua en la que criticó el uso por parte del Ejército de gases lacrimógenos contra los inmigrantes, entre los que hay mujeres embarazadas y niños.

“No hay razón para que se utilice la fuerza contra personas que no están armadas y no representan un peligro. Ellos solo tratan de alcanzar la libertad” que “les niega el Gobierno de los Castro, los verdaderos culpables”, denunció Pérez.

En la protesta, el Movimiento Democracia agradeció al Gobierno de Costa Rica la “actitud humanitaria y el respeto a los derechos humanos de los cubanos” demostrados con la acogida dispensada a los casi dos millares de refugiados.

Pérez expresó su preocupación por la enorme cantidad de cubanos (más de 43.000 en el último año fiscal) que han abandonado la isla para alcanzar territorio estadounidense.

Esta cantidad de cubanos llegados a EE.UU. en el último año fiscal, que terminó el pasado 30 de septiembre, supone un aumento de más del 77 % con respecto al periodo anterior.


Anuncio