Anuncio
Share

Elizabeth Warren avisa a Trump: “Este noviembre los estadounidenses irán a por ti”

Durante su intervención en la Convención Demócrata, Warren criticó el egoísmo ininterrumpido del magnate inmobiliario, de quien dijo se dedica a "encender los ánimos" para ampliar las divisiones, el odio y el miedo.

Durante su intervención en la Convención Demócrata, Warren criticó el egoísmo ininterrumpido del magnate inmobiliario, de quien dijo se dedica a “encender los ánimos” para ampliar las divisiones, el odio y el miedo.

La senadora demócrata Elizabeth Warren, símbolo progresista, advirtió ayer al candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, de que “este noviembre los estadounidenses irán tras él” para dejarle claro que un “hombre así no puede ser nunca presidente de Estados Unidos”.

Durante su intervención en la Convención Demócrata, Warren criticó el egoísmo ininterrumpido del magnate inmobiliario, de quien dijo se dedica a “encender los ánimos” para ampliar las divisiones, el odio y el miedo.

"¿Habéis escuchado algún tipo de idea, alguna propuesta sólida de Trump para incrementar los ingresos de la gente o mejorar la educación de los niños o crear trabajos bien pagados?”, preguntó Warren a los miles de asistentes, que respondieron con aplausos y jaleando en favor de la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.

“Donald Trump no tiene un plan real para crear o mejorar trabajos o para los jóvenes universitarios”, respondió la senadora, que aseguró que el multimillonario sólo tiene planes para “gente rica como él”.

“Qué tipo de hombre engaña a estudiantes, inversores y trabajadores, un hombre que nunca debe ser presidente de Estados Unidos”, aseveró la senadora, quien subrayó la capacidad de Clinton y de su compañero de fórmula, el senador Tim Kaine, para sacar el país adelante.

Warren relató su historia de juventud, tras casarse a los 19 años y lograr estudios superiores pese a proceder de una familia humilde, un sueño que, según dijo, teme que se quede anclado en el pasado y enterrado por la llegada de una presidencia como la del magnate.

“Estoy agradecida a Estados Unidos. (...) Pero estoy preocupada porque mi historia se quede atrás”, reflexionó Warren, que reconoció que hay gente que sólo consigue llegar a fin de mes con dos o tres empleos.

Ante los augurios catastrofistas que el candidato del Partido Republicano realizó la semana pasada durante su convención, Warren fue directa: “Aquí está la cosa, Estados Unidos no está a punto de quebrar, hay mucha riqueza”, la cuestión es cómo se reparte.

“Sí, el sistema está amañado. Es cierto”, dijo parafraseando a Trump, quien utiliza esa misma afirmación para hablar del sistema electoral estadounidense, pero que la senadora utilizó para hablar de la desigualdad y los privilegios de “quienes están en lo más alto”.

Warren, quien llegó a la Cámara Alta tras las elecciones legislativas de 2012, y se ha convertido en uno de los grandes rostros de la izquierda, resaltó que en los últimos años el Gobierno de Barack Obama ha logrado evitar que las grandes corporaciones abusaran de los ciudadanos, así como hizo posible que los seguros médicos llegaran a más personas.

No obstante, reconoció las necesidades del país y dijo que Estados Unidos necesita una presidenta que “no apruebe tratados comerciales que dejen a los trabajadores tirados”, mientras algunos asistentes gritaban en contra del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).


Anuncio