Anuncio
Share

El gobierno federal de EE.UU. demanda a la ciudad de Ferguson

El alcalde de Ferguson, James Knowles III, mira a la multitud, luego de que el Concejo Municipal de la ciudad votó a favor de aprobar un decreto de consentimiento modificado con el Departamento de Justicia de Estados Unidos durante una reunión en Ferguson, Missouri.

El alcalde de Ferguson, James Knowles III, mira a la multitud, luego de que el Concejo Municipal de la ciudad votó a favor de aprobar un decreto de consentimiento modificado con el Departamento de Justicia de Estados Unidos durante una reunión en Ferguson, Missouri.

(David Carson / AP)

El gobierno federal demandó a la ciudad de Ferguson, un día después que el Concejo Municipal votó para revisar un acuerdo orientado a mejorar la manera en que la policía y el sistema judicial tratan a la gente pobre y las minorías en este suburbio de St. Louis.

La demanda de derechos civiles presentada por el Departamento de Justicia alega que Ferguson viola los derechos de los habitantes de manera sistemática y hace mal uso de las fuerzas del orden para generar ingresos, una práctica que el gobierno dijo es “constante y omnipresente”.

La secretaria de Justicia Loretta Lynch dijo que la decisión de Ferguson de rechazar el acuerdo no le dejó otra opción al departamento que demandar.

“Los habitantes de Ferguson han esperado cerca de un año para que la ciudad adopte un acuerdo que protegería sus derechos y los mantendría a salvo... Han esperado décadas por justicia. No deben ser obligados a esperar más”, afirmó.

El portavoz de Ferguson, Jeff Small, se negó a comentar al respecto. Se dejaron mensajes al alcalde James Knowles III que no fueron contestados.

Ferguson ha estado bajo escrutinio del Departamento de Justicia desde que Michael Brown, un joven de 18 años de raza negra y desarmado, murió por disparos del agente de policía caucásico Darren Wilson hace 18 meses. Un jurado investigador y el Departamento de Justicia se negaron a enjuiciar a Wilson, quien renunció en noviembre de 2014.

Pero un informe mordaz del Departamento de Justicia fue crítico de las prácticas policiales y de un sistema judicial municipal con fines de lucro. Tras meses de negociaciones, en enero se anunció un acuerdo entre la agencia federal y Ferguson.

Un análisis financiero reciente determinó que el acuerdo le costaría a la ciudad cerca de 4 millones de dólares tan sólo en el primer año. El Concejo Municipal votó 6-0 el martes para adoptar el acuerdo, pero con siete enmiendas.

Horas antes de que la demanda fuera anunciada, los líderes de Ferguson dijeron que estaban dispuestos a sentarse con negociadores del Departamento de Justicia y alcanzar un nuevo acuerdo.

“Pedimos que si ellos (el Departamento de Justicia) sienten necesario que haya algunos cambios adicionales al acuerdo, nos sentemos y conversemos”, dijo Knowles.

Eso parecía poco probable desde el principio. Pocas horas después de la votación del martes, Vanita Gupta, responsable de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, indicó en un comunicado que el departamento tomaría “las acciones legales necesarias” para asegurar que las prácticas policiales y judiciales de Ferguson cumplan con la Constitución y las leyes federales.

Knowles dijo que las siete enmiendas fueron formuladas después que el análisis mostró que el acuerdo era demasiado caro y podría llevar a la disolución de Ferguson. El análisis insinuó que el costo del primer año del acuerdo sería de 2,2 a 3,7 millones de dólares, con los costos del segundo y tercer año entre 1,8 y 3 millones de dólares cada año.

Ferguson tiene un presupuesto operativo de 14,5 millones de dólares y ya enfrenta un déficit de 2,8 millones. Se les pedirá a los votantes aprobar dos aumentos de impuestos en abril, pero incluso la aprobación de ambos dejaría a la ciudad corta de presupuesto.


Anuncio