Anuncio
Share

Cruz celebra victoria con repetidas menciones a Dios y críticas a “burócratas” en Washington

"Dios bendiga al gran estado de Iowa", fueron las primeras palabras que Ted Cruz dirigió a los concentrados para, a continuación, asegurar que "esta noche es una victoria para los conservadores de base, para los conservadores valientes en Iowa y todo este país".

“Dios bendiga al gran estado de Iowa”, fueron las primeras palabras que Ted Cruz dirigió a los concentrados para, a continuación, asegurar que “esta noche es una victoria para los conservadores de base, para los conservadores valientes en Iowa y todo este país”.

El senador por Texas y aspirante a la nominación republicana a la Casa Blanca Ted Cruz celebró ayer con sus simpatizantes la victoria lograda en los caucus de Iowa, que inician el proceso de primarias, con reiteradas menciones a Dios y críticas a los “burócratas” de Washington.

“Dios bendiga al gran estado de Iowa”, fueron las primeras palabras que Cruz dirigió a los concentrados para, a continuación, asegurar que “esta noche es una victoria para los conservadores de base, para los conservadores valientes en Iowa y todo este país”.

Cruz, de origen cubano, se impuso en los caucus en este estado rural del medio oeste del país por más de tres puntos porcentuales sobre su más inmediato perseguidor, el magnate inmobiliario Donald Trump, al lograr un 27,7 % frente a un 24,32 % de votos del multimillonario en los recintos electorales.

“Iowa ha dicho que el nominado republicano y el próximo presidente de EE.UU., no será elegido por los medios. No será elegido por el ‘establishment’. No será elegido por los lobbies. Será elegido por nosotros, el pueblo estadounidense”, aseguró Cruz, que apareció arropado por su familia.

El político texano, cercano al movimiento ultraconservador “Tea Party”, partía por debajo de Trump en las encuestas, especialmente en las de los últimos días, por lo que su victoria en Iowa fue un impulso para su campaña de cara a las próximas citas electorales en el resto del país.

“La de hoy [ayer] es una victoria para millones de estadounidenses”, concluyó Cruz, quien criticó a los políticos “de carrera” de ambios partidos en Washington.

El senador por Texas se impuso en una contienda con récord de participación en Iowa, ya que el Partido Republicano informó de que más de 180.000 personas participaron en los caucus, lo que supone casi 60.000 personas más del récord establecido en 2012.

En Iowa, los candidatos republicanos se disputaban el reparto de 30 delegados para la convención que elegirá al candidato del partido, para lo que necesitan reunir un total de 1.237 apoyos.


Anuncio