Anuncio
Share

Clinton y O’Malley defienden e insisten en la necesidad de una reforma migratoria con ciudadanía

Marin O'Malley como Hillary Clinton defendieron la necesidad de que se apruebe en EE.UU. una reforma migratoria "integral" con un "camino a la ciudadanía" para los indocumentados.

Marin O’Malley como Hillary Clinton defendieron la necesidad de que se apruebe en EE.UU. una reforma migratoria “integral” con un “camino a la ciudadanía” para los indocumentados.

Los candidatos presidenciales Hillary Clinton y Martin O’Malley insistieron ayer en la necesidad de aprobar una reforma migratoria integral con un “camino” a la ciudadanía, durante el segundo debate televisado entre los aspirantes demócratas a la Casa Blanca.

El exgobernador de Maryland O’Malley criticó duramente al magnate y aspirante presidencial republicano Donald Trump, que promete construir un muro en la frontera de EE.UU., con México y deportar a todos los inmigrantes indocumentados si gana las elecciones de noviembre de 2106.

O’Malley calificó a Trump de “charlatán carnavalesco” que ataca a los inmigrantes y subrayó: “Nuestro símbolo es la Estatua de la Libertad, no es una valla con alambre de púas”.

Tanto O’Malley como Clinton defendieron la necesidad de que se apruebe en EE.UU. una reforma migratoria “integral” con un “camino a la ciudadanía” para los indocumentados.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha intentado, particularmente durante su segundo mandato, sacar adelante una reforma migratoria y apoyó un proyecto de ley bipartidista al respecto aprobado en el Senado en 2013, pero que no fue sometido a voto en la Cámara de Representantes.

El pasado lunes, la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, con sede en Nueva Orleans, falló en contra de dos medidas migratorias ejecutivas anunciadas por Obama hace un año y destinadas a evitar la deportación de millones de indocumentados.

Ahora esas acciones ejecutivas quedan en manos del Tribunal Supremo, máxima instancia judicial del país, que primero deberá decidir si escucha el caso presentado por el Departamento de Justicia y luego, en caso de aceptar, someterlo a escrutinio.

Clinton defendió hoy la apelación del Gobierno de Obama ante el Supremo y dijo que está convencida de que el presidente “tiene la autoridad” para tomar esas medidas ejecutivas.

Según Clinton, hay millones de indocumentados en EE.UU., que llevan “décadas” viviendo en el país y cuyos hijos “lo están haciendo muy bien”.

La exsecretaria de Estado y ex primera dama apeló a seguir los “valores” de la historia de inmigración de EE.UU., un comentario que le valió un fuerte aplauso de los asistentes al debate, transmitido por la cadena CBS y que se celebra en Des Moines (Iowa).


Anuncio