Anuncio
Share

Candidatos centran lucha en 4 estados

La demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump enfocarán todas sus energías en cuatro estados clave: Florida, Ohio, Carolina del Norte y Pennsylvania.

La demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump enfocarán todas sus energías en cuatro estados clave: Florida, Ohio, Carolina del Norte y Pennsylvania.

(Andrew Harnik / AP)

La demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump enfocarán todas sus energías en cuatro estados clave: Florida, Ohio, Carolina del Norte y Pennsylvania.

Estos estados serán decisivos para inclinar la balanza del Colegio Electoral, a juzgar por el gasto en televisión local y los frecuentes viajes que realizarán los candidatos los próximos 58 días.

El 8 de noviembre ganar· quien sume 270 votos de los 538 disponibles en el Colegio.

Clinton lidera los sondeos locales en los cuatro estados, pero no se puede confiar.

Trump, por su parte, tiene el riesgo de perder en antiguos bastiones del Partido Republicano.

“Carolina del Norte (por ejemplo) es un estado que la ex Secretaria (de Estado) no necesita ganar para triunfar en la elección, pero que Trump no puede darse el lujo de perder”, dijo a REFORMA Kerry Haynie, profesor de ciencia política en la Universidad de Duke.

El magnate, con gran retraso y una inversión 10 veces menor que la de su rival demócrata, lanzó recientemente sus primeros anuncios televisivos enfocándose sólo en estas cuatro estados.

“Se trata de persuadir a (sólo) 2 o 3 o 4 por ciento de los votantes (de esas entidades). Estos estados están apretadamente disputados”, explicó Michael Franz, profesor del Bowdoin College.

Clave del ajedrez político

Florida, con 20 millones de habitantes, es la clave en el ajedrez político rumbo a la Casa Blanca y el estado más cortejado por Clinton y Trump rumbo a noviembre.

Tercero en población total en el país, sólo después de California y Texas, Florida es un pequeño mosaico cultural que va desde votantes puertorriqueños en Orlando hasta elementos militares en Pensacola, jubilados judíos en Fort Lauderdale y exiliados cubanos en Miami.

Equilibrada en su afiliación partidista, Florida fue crucial para el triunfo del republicano George W. Bush, en 2000 y 2004, así como del demócrata Barack Obama, en 2008 y 2012, y donde los esfuerzos de los candidatos están concentrados en el llamado corredor I-4, la carretera entre Tampa y Orlando.

Trump busca movilizar al 29 por ciento de las personas que están insatisfechas con el Gobierno, mientras que Clinton intentar· motivar a las minorías latina y negra.


Anuncio