Anuncio
Share

Acusan a Patrulla Fronteriza de abusos en Arizona

Cinco de los seis migrantes cubanos que llegaron a la orilla en Lauderdale By-The-Sea descansan en la playa el lunes 6 de junio de 2016. Un grupo de inmigrantes cubanos, incluyendo a una mujer embarazada, llegaron el lunes al sur de Florida a bordo de una embarcación improvisada a la que nombraron "Barack Obama". La prensa local reporta que la mujer fue trasladada al hospital el lunes por la noche para su observación, mientras que otros inmigrantes esperaron en la playa para hablar con los agentes de la Aduana y la Patrulla Fronteriza. (Carline Jean/South Florida Sun-Sentinel via AP)

Cinco de los seis migrantes cubanos que llegaron a la orilla en Lauderdale By-The-Sea descansan en la playa el lunes 6 de junio de 2016. Un grupo de inmigrantes cubanos, incluyendo a una mujer embarazada, llegaron el lunes al sur de Florida a bordo de una embarcación improvisada a la que nombraron “Barack Obama”. La prensa local reporta que la mujer fue trasladada al hospital el lunes por la noche para su observación, mientras que otros inmigrantes esperaron en la playa para hablar con los agentes de la Aduana y la Patrulla Fronteriza. (Carline Jean/South Florida Sun-Sentinel via AP)

Una denuncia contra la Patrulla Fronteriza asevera que la agencia detiene a habitantes sin causa justificada y viola sus derechos civiles.

La Unión Americana de Libertades Civiles de Arizona (conocida como ACLU por sus siglas en inglés) presentó el martes su más reciente denuncia contra la Patrulla Fronteriza, afirmando que los agentes realizan “patrullas aleatorias” e inspecciones fronterizas, en las que detienen a personas y las llevan a instalaciones hacinadas e insalubres donde las dejan por varios días.

En los documentos, la ACLU mencionó los casos de 10 personas que según dijo fueron detenidas y jamás acusadas de delito alguno.

En un caso, dice el texto, un hombre de Phoenix fue detenido por tres días por ofrecer llevar a alguien a quien vio en la carretera a unos 80 kilómetros (50 millas) al norte de la frontera con México. El hombre tuvo que pagar 3.000 dólares para que le devolvieran su vehículo.


Anuncio