Anuncio
Share

Tres personas acusadas de fraude al Medicare por 1.000 millones de dólares

El dueño de una treintena de residencias de ancianos en Miami, el administrador de un hospital y un asistente médico fueron acusados de estafar 1.000 millones de dólares al sistema de salud pública, el mayor fraude de este tipo registrado en EE.UU., informó hoy la Fiscalía federal del distrito sur de Florida.

Sobre Philip Esformes, de 47 años, Odette Barch, de 49, y Arnaldo Carmouze, de 56, pesan los cargos de “conspiración, obstrucción, lavado de dinero y fraude” al Medicare y Medicaid mediante una red de estafa que “implicó a numerosos proveedores del cuidado de la salud de Miami”, señaló la Fiscalía en un comunicado.

Se trata del “mayor fraude individual en la atención de salud” pública perpetrado y una “prueba más del éxito en la aplicación de ley en la lucha contra el fraude a la atención médica”, destacó la fiscal general adjunta de Estados Unidos, Leslie R. Caldwell.

Esformes, residente del condado de Miami-Dade, operaba una red de más de una treintena de residencias para el cuidado de ancianos (Esformes Network) que le permitía el acceso a miles de beneficiarios del Medicare y Medicaid.

Muchos de estos beneficiarios, señala la acusación, no “calificaban para los servicios de atención de enfermería y hogar ni para su entrada en una de estas residencias”.

Sin embargo, “Esformes y sus compinches les admitieron para que recibieran servicios médicos innecesarios que fueron facturados al Medicare y Medicaid”.

Además, los acusados presuntamente se enriquecieron mediante la “recepción de sobornos con el fin de dirigir estos beneficiarios a otros proveedores de atención médica”, tales como centros de salud mental y los proveedores de atención médica a domicilio, quienes también practicaron tratamientos médicos innecesarios que fueron facturados al Medicare y Medicaid.

Con el fin de ocultar los sobornos, las comisiones que recibían se les pagaba en efectivo o eran disfrazadas como donaciones caritativas.

La acusación resalta que los imputados ocultaron el esquema de fraude mediante el empleo de “técnicas sofisticadas de lavado de dinero”.

Desde su creación en marzo de 2007, la Fuerza de Combate al Fraude al Medicare, que actualmente opera en nueve zonas del país, ha presentado cargos contra 2.900 personas que facturaron en conjunto al programa Medicare más de 10.000 millones de dólares. EFEUSA


Anuncio