Anuncio
Share

Tras 20 años en corredor de muerte reo latino consigue el perdón

El Tribunal de Apelaciones Criminales de Texas conmutó hoy la condena a muerte por dos asesinatos que pesaba sobre el preso latino José Martínez, que seguirá en la cárcel con una pena de cadena perpetua.

El Tribunal de Apelaciones Criminales de Texas conmutó hoy la condena a muerte por dos asesinatos que pesaba sobre el preso latino José Martínez, que seguirá en la cárcel con una pena de cadena perpetua.

El Tribunal de Apelaciones Criminales de Texas conmutó hoy la condena a muerte por dos asesinatos que pesaba sobre el preso latino José Martínez, que seguirá en la cárcel con una pena de cadena perpetua.

Los magistrados tomaron esta decisión al acordar que Martínez, que tiene 40 años, es una persona con “discapacidad intelectual” y, en consecuencia, “constitucionalmente inelegible para una condena a muerte”.

El reo fue condenado a muerte por el asesinato en 1995 en Mission (sur de Texas) de Esperanza Palomo, de 68 años, y de su nieta Amanda, de cuatro.

Martínez, que en ese entonces tenía 18 años, irrumpió en la vivienda de Palomo para robarle el televisor y el equipo de música. Ella lo confrontó con un bate de beisbol pero él la golpeó, violó y asesinó.

Posteriormente asesinó a la pequeña, que era ciega.

La Octava Enmienda de la Constitución, a la que tratan de acogerse muchos de los condenados a muerte, protege a los ciudadanos de “castigos inusuales o crueles”, como ejecutar a un discapacitado mental. EFEUSA


Anuncio