Anuncio
Share

Se esperan más inundaciones en sureste de Texas

Un agente de la oficina del jefe de policía del condado Travis observa una camioneta que fue volcada por la corriente de una inundación y recuperada en el sur de Austin, Texas, el martes 31 de mayo de 2016. Rescatistas siguen buscando a una persona desaparecida. (Jay Janner/Austin American-Statesman vía AP)
Un agente de la oficina del jefe de policía del condado Travis observa una camioneta que fue volcada por la corriente de una inundación y recuperada en el sur de Austin, Texas, el martes 31 de mayo de 2016. Rescatistas siguen buscando a una persona desaparecida. (Jay Janner/Austin American-Statesman vía AP)
(Jay Janner / AP)

Los residentes de algunos condados rurales del sureste de Texas se estaban preparando para más inundaciones a lo largo de un río que alcanzó una altura récord el martes, debido a que se esperan más lluvias en los próximos días.

Grandes extensiones de comunidades suburbanas en el suroeste de Houston estaban bajo agua y cientos de personas fueron desalojadas de sus casas en el condado Fort Bend antes de que el río Brazos alcanzara 16,5 metros (54,21 pies), justo dos años después de que perdiera por completo el agua en algunas partes debido a una sequía.

Charles Roeseler, del Servicio Nacional de Meteorología, dijo que se preveía que el río alcanzara su máximo nivel la noche del martes en Richmond.

El cielo estaba despejado el martes en las áreas afectadas, pero se esperan entre 25 y 75 milímetros (una a tres pulgadas) de lluvia adicional en los próximos días, lo cual podría mantener al río Brazos en estado de inundación mayor hacia el fin de semana.

“Tengo miedo”, comentó Abigail Salazar afuera de su casa en Richmond con el agua hasta las rodillas. Estaba sacando objetos personales después que la ciudad emitió un aviso de evacuación voluntaria. “Mis hijos me preguntaron en la mañana: ‘Mamá, ¿qué sucedió? El agua está aquí'''.

Durante cuatro días de lluvias torrenciales durante la semana pasada, al menos seis personas murieron en partes inundadas de Texas.

Scott Overpeck, del Servicio Nacional de Meteorología, dijo que el río retrocederá a su cauce en los próximos días, pero que sus niveles se mantendrán altos durante hasta tres semanas, debido en parte a que el agua necesitará liberarse de depósitos crecidos río arriba.

“Hay tanta agua en el Brazos que va a tomar bastante tiempo drenarla a través de todo el río y llevarla al Golfo de México” agregó Overpeck.


Anuncio