Anuncio
Share

Sepultan en México a dos víctimas de Orlando; Rayón fue despedido con música norteña

Rosa Paniagua y dos de los hermanos de Joel Rayón viajaron desde el pasado día 15 a Estados Unidos para identificarlo y con el apoyo del Consulado de México, traer el féretro vía aérea a la capital del País, y de ahí vía terrestre a Córdoba.

Rosa Paniagua y dos de los hermanos de Joel Rayón viajaron desde el pasado día 15 a Estados Unidos para identificarlo y con el apoyo del Consulado de México, traer el féretro vía aérea a la capital del País, y de ahí vía terrestre a Córdoba.

Decenas de personas, entre ellas homosexuales, acudieron en Córdoba, Veracruz, al sepelio de Joel Rayón Paniagua, uno de los cuatro jóvenes mexicanos que fueron acribillados en la masacre registrada en un el bar gay Pulse de Orlando, Florida, hace dos semanas.

Previamente, los familiares realizaron una misa de cuerpo presente en la iglesia San Román, desde donde partió la carroza al panteón de esa ciudad.

En el camposanto, el cuerpo de Joel Rayón, de 32 años de edad, fue despedido con música norteña, a petición de sus familiares.

Para el traslado de Joel, su madre, Rosa Paniagua, y dos de los hermanos viajaron desde el pasado día 15 a los Estados Unidos para identificarlo, luego de conseguir visas humanitarias que les ayudó a obtener el Consulado de México en Orlando.

‘Le estaba yendo bien’

Joel Rayón Paniagua se fue por segunda vez a los Estados Unidos hace unos diez meses, pues no pudo encontrar un trabajo que le pagara igual en México.

En entrevista telefónica con Grupo REFORMA, Germán, uno de los cinco hermanos de Joel, dijo que se dedicaba a la jardinería en Estados Unidos.

Apenas había terminado de pagar la suma que el coyote le cobró por cruzar la frontera y comenzaba a ahorrar dinero.

“Era una persona muy trabajadora, era una persona buena”, comentó.

La última vez que habló con él fue hace aproximadamente un mes, hablaba más con su mamá, pero se mandaban mensajes regularmente por WhatsApp.

“Decía que le estaba yendo muy bien”, indicó.

Luis Sergio Vielma Astudillo ya contaba con doble nacionalidad

Además, el guerrerense Luis Sergio Vielma Astudillo, también muerto en la masacre, fue sepultado este viernes en su natal Coyuca de Catalán.

Familiares y amigos acompañaron el féretro desde la casa donde nació la víctima, en el barrio de La Calera, hasta la iglesia de Santa Lucía, donde el sacerdote ofició una misa.

Luego fue trasladado al panteón del pueblo donde fue sepultado.

Sergio era el hijo mayor de la familia, que desde hace 22 años emigró a los Estados Unidos.

En el sepelio, don Luis Vielma, padre del joven, pidió a Barack Obama, Presidente de Estados Unidos, que el FBI investigue el caso de su hijo, de quien todavía no han recibido sus pertenencias.

El cuerpo del joven salió desde las 21:00 horas de la Ciudad de México y fue recibido de madrugada en Coyuca de Catalán.

Doña Soledad Astudillo, madre del migrante guerrerense, contó que su hijo tenía planeado visitar a sus familiares para la fiesta de 15 años de su hermana.

El lunes 12 de junio, la señora Soledad estaba reunida con varios de sus familiares para planear la fiesta de 15 años y el recibimiento de Vielma, cuando recibieron la noticia de que había sido acribillado en el centro nocturno gay.

Luis Vielma Astudillo, con 22 años residiendo en Estados Unidos, ya contaba con doble nacionalidad.


Anuncio