La familia de Sarah Palin otra vez en el centro del escándalo. Aparecen dolorosos detalles del arresto de Track Palin

La familia de Sarah Palin otra vez en el centro del escándalo. Aparecen detalles del arresto de Track Palin

La familia de Sarah Palin está nuevamente en el  centro de atención nacional como en el 2008 cuando el Senador John McCain la eligió para ser su compañera de fórmula republicana en la campaña presidencial.

Ahora, después de años de atención por el papel de Palin como popular y controvertida personalidad de los medios, la familia está nuevamente bajo escrutinio, esta vez después de que su hijo mayor fuera arrestado bajo sospecha de irrumpir en la casa familiar y golpear a su padre.

Los detalles surgieron el lunes sobre el arresto de Track Palin, quien en un momento le rogó a su padre que le disparara, de acuerdo con una declaración jurada de la policía. El documento decía que su padre, Todd, blandía una pistola pero se negó a dispararle.

Después de su arresto el sábado, Track Palin, de 28 años, fue acusado de robo en primer grado, asalto en cuarto grado y vandalismo.  Track permanece bajo custodia. La declaración jurada de la policía, contenida en un documento judicial, describe una escena caótica en la casa de la familia en Wasilla, Alaska, cuando Palin confrontó a su padre por una camioneta que quería recoger.

Todd Palin le había dicho a su hijo que no fuera a la casa porque había estado bebiendo y tomando analgésicos, según la declaración jurada y los documentos de la acusación.

"Track le dijo que iba a venir de todos modos para patearle el culo", según una declaración jurada presentada por el oficial de policía de Wasilla, Adam LaPointe.

Cuando Todd Palin, de 53 años, confrontó a su hijo en la puerta con una pistola, el joven Palin rompió una ventana y entró a la casa y comenzó a golpear a su padre, de acuerdo con los documentos de la corte. Palin empujó a su padre al piso y lo golpeó repetidamente en la cabeza, dicen los documentos.

Sarah Palin llamó a la policía a las 8:30 p.m. y dijo que su hijo estaba "enloqueciendo y que estaba tomando algún tipo de medicamento".

Cuando llegó la policía, vieron a Todd y Sarah Palin huyendo de la casa en vehículos separados, Todd Palin con sangre corriendo por su rostro y Sarah Palin luciendo "visiblemente molesta", dicen los documentos.

La policía confrontó a Track Palin en el hogar. Este los llamó "campesinos" y les dijo que bajaran sus armas, según los documentos. Finalmente, Palin salió de la casa y fue esposado.

 

Él le dijo a la policía que cuando llegó a la casa, su padre le apuntó con su arma, e instó a su padre a dispararle varias veces antes de entrar a la casa, según los documentos.

Cuando la policía entrevistó a Todd Palin, sangraba por múltiples cortes en la cabeza, dicen los documentos. No hay registro de una entrevista con Sarah Palin; el Departamento de Policía de Wasilla no respondió a una pregunta sobre si sus oficiales la entrevistaron.

Un juez estableció la fianza de Track Palin en $ 5,000, aunque permanece bajo custodia en la Instalación Pretrial Mat-Su en Palmer, Alaska.

El abogado  Roman J. Kalytiak de la fiscalía de Palmer, dijo que su oficina debe llevar el caso al gran jurado dentro de 10 días. Si Palin paga la fianza y es liberado, los fiscales tendrán 20 días antes del gran jurado.

El abogado de Sarah y Todd Palin se negó a comentar sobre el caso.

"Dada la naturaleza de las acciones realizadas y los cargos involucrados, los Palin no pueden hacer más comentarios", dijo John Tiemessen en un comunicado. "Ellos piden que se respete la privacidad de la familia durante esta situación, tal como lo solicitarían otras personas que tienen a un miembro de la familia en apuros".

Todd Palin se negó a comentar sobre el incidente, de acuerdo con el Anchorage Daily News.

"Estoy bien. Estoy bien", dijo cuando se le preguntó si buscaba tratamiento médico.

Sarah Palin no ha comentado públicamente sobre la situación. En las redes sociales, ha seguido ofreciendo su opinión sobre los acontecimientos actuales y la política.

El incidente es la última controversia que involucra a los Palin desde que McCain escogió a Sarah Palin para ser su compañera de fórmula en 2008. En ese momento, había sido gobernadora de Alaska por menos de dos años y era relativamente desconocida en el resto del país. Apenas unos días después de que Palin fuera nombrada candidata a la vicepresidencia, reconoció que su hija adolescente soltera, Bristol, estaba embarazada.

A raíz de la campaña, se enfrentó a críticas por su comportamiento y sus hábitos de gastos.

En 2014, la familia estuvo involucrada en una pelea en el cumpleaños de Todd Palin, aunque nadie fue acusado. Track Palin, sin camisa y sangrando, "parecía muy ebrio y actuó agresivamente” durante su interacción inicial con los agentes de policía”, de acuerdo con un informe del Departamento de Policía de Anchorage.

 En enero de 2016, Track Palin fue arrestado bajo sospecha de golpear a su novia en la misma casa de Wasilla. Se declaró culpable de posesión de un arma de fuego mientras estaba en estado de embriaguez y aceptó un acuerdo de culpabilidad que dio lugar a otros cargos que fueron desestimados.

 Más tarde, su novia solicitó la custodia de su hijo y solicitó una orden de protección contra él. En el momento de ese arresto, Sarah Palin estaba haciendo campaña en favor  del entonces candidato Donald Trump.

Palin aludió al arresto de su hijo durante una manifestación de campaña, sugiriendo que sufría de un trastorno de estrés postraumático después de regresar de Iraq. Describió a los soldados "que regresan del campo de batalla trayendo nuevas batallas con ellos”

"Mi propio hijo padece de problemas después de haber estado en Iraq, por  eso definitivamente puedo relacionarme con otras familias que sienten estos problemas”, dijo, antes de acusar al entonces presidente Obama. de no respetar a los veteranos.

Durante la campaña presidencial de 2008, Palin habló con frecuencia del servicio de su hijo en el ejército. Estuvo estacionado en Irak durante la mayor parte de la campaña electoral.

La selección de Mc Cain resultó poco popular entre algunos conservadores que cuestionaron si Palin tenía la experiencia y el conocimiento para estar a un lado de la presidencia. Pero la personalidad folclórica de Palin y sus coloquialismos resonaron fuertemente con la base del partido, y se convirtió en una poderosa fuerza en la política nacional republicana después de la derrota de ella y de McCain.

Sarah Palin renunció como gobernadora al año siguiente, pero tuvo una presencia frecuente en los medios de comunicación y en la campaña electoral como una crítica permanente del presidente Obama y una de las primeras defensoras del Tea Party.

Palin fue el tema de varios libros, así como de un documental de Stephen K. Bannon. Protagonizó un programa de televisión y flirteó con una posible candidatura presidencial en 2012. Su prominencia ha disminuido desde entonces, pero sigue siendo un atractivo popular entre los votantes socialmente conservadores.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°