Anuncio
Share

Invalidan una ley de Carolina del Norte por restringir el voto de minorías

Una corte federal invalidó hoy una ley de Carolina del Norte al considerar que, por los requisitos impuestos a los votantes, restringía la participación electoral de las minorías.

La Corte de Apelaciones del Cuarto Circuito, con sede en Richmond (Virginia), consideró que la ley fue “aprobada en un intento de discriminación racial”, según los tres jueces de del tribunal que tomaron hoy la decisión por unanimidad.

El fallo de la Corte se considera decisivo en la pugna por las leyes que restringen el sufragio en estados clave, como Carolina del Norte, donde tiene gran peso político la comunidad afroamericana, que alcanzó participación récord en las elecciones de 2008 y 2012.

La ley, aprobada en 2013, imponía la obligación de mostrar un documento de identificación con una fotografía, pese a que en el país no hay un documento nacional de identidad y los ciudadanos no están obligados a disponer de esa identificación.

Las otras restricciones de la ley incluían la eliminación del registro de votantes el mismo día de las elecciones, y requería mayor antelación para el registro del voto por anticipado.

Los tres jueces de la Corte de Apelaciones a los que se asignó el caso, todos ellos designados por presidentes demócratas, rechazó así la ley promovida por la Cámara de Representantes de Carolina del Norte, dominada por los republicanos.

La ley de sufragio viola, según el fallo de la Corte de Apelaciones, tanto la Ley del Derecho al Voto como la Constitución estadounidense.

Los legisladores republicanos anunciaron que hoy que presentarán un recurso de apelación contra el fallo ante el Tribunal Supremo.

La decisión de hoy “ignora los precedentes legales”, según un comunicado conjunto emitido por los líderes del Senado y la Cámara de Representantes de Carolina del Norte, Phil Berger y Tim Moore, respectivamente.

“Solo nos podemos preguntar si este es un intento de reabrir la puertas al voto fraudulento, permitiendo que políticos demócratas como Hillary Clinton y (el fiscal general estatal) Roy Cooper roben las elecciones. Nosotros obviamente apelaremos ante el Tribunal Supremo esta decisión, tomada por motivaciones políticas”, añade el comunicado.

El fallo podría tener repercusiones en las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre, dado que Carolina del Norte será uno de los estados que se disputen la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump. EFEUSA


Anuncio